Tres Claves Para Llevar Una Paternidad Creativa.

PAZ Y BIEN. Vamos a aclarar primero esto de la paternidad y cómo da sentido a la creatividad. La paternidad es un estado. Es una manera de ser, es más que una cualidad o adjetivo. La paternidad es un rol y la creatividad es su expresión.

El porqué de escribir sobre la paternidad creativa surgió porque el tópico está en que no hay una asignatura sobre qué y cómo ser padre, por lo tanto puedes tener algún referente pero siempre has de montártelo tú a tu rollo.

Me pareció revelador lo que dice Meg Meeker al hablar de los hijos:

“En los primeros años de su existencia ella sentirá su cariño. Al final de su vida, usted estará en su recuerdo. Y lo que suceda en el ínterin dependerá de usted. Quiérala extraordinariamente. En eso consiste la esencia de la paternidad.”

El “ínterin” depende sólo de mí. Evidentemente lo único a lo que estoy impelido es a amar con todo mi corazón y toda mi alma a mi hijo, hija (en singular o plural). Muy bonito pero vamos a bajarlo a tierra un poco.

Sobre creatividad he escrito en este blog en distintas ocasiones, este es el enlace donde recopilo 5 interesantísimos post sobre CREATIVIDAD.

 

MI CREATIVIDAD “PARENTAL”

Te voy a contar un poco de mi historia hasta llegar al síndrome del padre divorciado en el que uno toma conciencia de su papel de una manera definitoria. Eres tú frente a tu hijo.

Yo cuando me enteré que iba a ser padre también leí ese clásico americano de “¿Qué esperar cuando se está esperando?”, fue mi guía de digestión del proceso de paternidad.

Como poeta y futuro padre no vi que hubiese nada escrito sobre la experiencia del embarazo “del hombre”, por lo que decidí escribir mi vivencia semana a semana.

Este es uno de los poemas que habla del hijo y lo que entiendo que va a ser para mí como padre:

Un hijo es la metáfora del ser

Que le desea, concibe, le engendra.

Han sido superados dudas, miedos.

El por y para qué son las preguntas

Inútiles ante esa ley de vida

Que nos alimenta con perdurar

En esa extensión del yo ya procreada.

Ante un hijo no cabe ningún cálculo,

La responsabilidad será por siempre.

Durante esa espera prenatal puedo

Ilusionarme, pensar, asumir,

Perderme en fantasías de lo irreal;

No cabe el arrepentimiento inútil,

Ni el delito programado por nadie,

Solo vivir con hechos consumados.

La cinta, tal medida de preñez,

También sustantivo o adjetivo de modo

Cuando el embrión, deseo germinal,

Imaginación, palabra fecunda,

Está en ella, crece y desde ella en mí

 

El otro gran salto cuántico es cuando al divorciarte te planteas ¿qué va a pasar con tu hijo o hija? ¿Cómo va a ser la relación?

Y es importante saber lo que no quieres. Vienes con un bagaje energético, de memorias y vivencias que o potenciarás o eliminaras en la medida de lo posible.

Si tienes creencias, religión cristiana, es cierto que tienes una gran guía con sus pros y contras en los textos bíblicos. Iré compartiéndote en las redes sociales frases y ejemplos.

Sólo decirte que me emociona cuando Cristo dice Abba, padre y cómo le ponen todo el sentimiento y música Jesús Adrian Romero.

Pero si eres de otra onda, me parece interesante compartirte este artículo de Recursos de Autoayuda para padres: Paternidad Responsable: El reto de ser padre hoy

 

CLAVE 1 de CREATIVIDAD PATERNAL

Nace una sensibilidad nueva. La creatividad consiste en eso, en potenciar la sensibilidad, lo sensorial y lo espiritual se conjugan para facilitar el bien, que uno entiende, en el hijo.

Dice Lucía Godoy:

“Los buenos padres se caracterizan por sentimientos y actitudes profundas y positivas que sienten hacia sus hijos, las personas y el entorno que les rodea en general. Para ser buen padre hay que ser previamente una buena persona, tener una personalidad sana, equilibrada, sin desajustes ni conflictos emocionales importantes o con un mínimo de ellos, de modo que no se irradie o proyecte sobre los hijos la influencia nociva de los propios defectos y problemas personales”.

Es importante que sepas lo que supone la sensibilidad que se le despierta a un padre si toma conciencia de su paternidad, según Jeff Foster:

NO TE AVERGÜENCES DE TU SENSIBILIDAD

¡No te avergüences de tu sensibilidad!

Te ha traído muchas riquezas.

 

Eres capaz de ver lo que otros no ven,

Sentir lo que otros se avergüenzan sentir.

Eres más abierto, menos indiferente.

 

Te resulta más difícil hacerte la vista gorda.

Tú no has cerrado tu corazón, a pesar de todo.

 

Eres capaz de aceptar

las altas más intensas

y las bajas más oscuras

en tu amoroso abrazo.

 

¡Celebra tu sensibilidad!

 

Te ha mantenido flexible y abierto.

Te ha permitido estar cerca del milagro.

Y la presencia consciente brilla en ti con toda intensidad.

 

No te compares con los demás.

No esperes que ellos te entiendan.

 

Sin embargo, sí puedes enseñarles:

Que está bien sentir, profundamente.

Que está bien no saber.

Que está bien jugar en el borde más crudo de la vida.

 

La vida podrá parecerte ‘dura’, a veces,

Y a menudo sientes que te puede abrumar.

 

Pero es aún más duro

reprimir tus abrumadores dones.

 

A los que son más sensibles:

¡Traigan un poco de dulzura a este cansado mundo!

¡Sigan brillando con sensibilidad valiente!

¡Ustedes son los portadores de la luz!

 

Esto es lo que canta un padre sensible:

 

CLAVE 2 DE CREATIVIDAD PATERNAL

Estar aunque no estés. A mí me ha costado reconocer que soy padre, pero más el comprender que el siguiente paso que a ti te empodera es tener la certeza que estás.

Los padres divorciados o separados que no tenemos la custodia, que los vemos cuando nos toca según un juez o según el acuerdo con la madre, debemos tener claro que hemos de entregarles la energía de nuestra presencia.

Esto es un poco “trans”-personal. Es sentir que tu hijo te siente como tú le sientes, le tienes presente en tu mente y corazón. Estás, formas parte de esa energía que es tu hijo.

Lo que conlleva implícito es que cuando estás con él estás al 100 %. Y cuando no tienes su vibración cercana puedes conectar con ella haciéndole presente en tu pensar y sentir.

Los padres son esenciales, es un artículo significativo a meditar.

 

CLAVE 3 LA CREATIVIDAD FRUTO DEL HIJO

Este enfoque sé que no es para muchos. Es cuestión de iniciarse si estoque voy a hablar como que te suena a chino.

Como padre serás más creativo si siguiendo la maestría de tu hijo o hija comienzas a sanar, a contactar y amar a tu Niño Interior. Este video te explica Cómo Aprender a amar a tu niño interior de Louise Hay

¿A qué viene esta clave? Pues hago caso a Carmen Guerrero cuando dice:

Sanar e integrar nuestro propio niño interior herido, para que no sea éste el que tome las riendas de nuestras vidas y de nuestras relaciones, y menos de la relación con nuestros propios hijos”.

¿Esto qué significa? Que si como hijo no tienes sanada, asumida, trabajada tu relación con tu padre (tanto interior como exterior)

>>el camino que lleves de interacción con tu hijo o hija vendrá determinado y posiblemente mal influenciado por esas vivencias no comprendidas en su día, y que han marcado tu devenir como ser humano.

Toma conciencia de ese niño interior y te dará pistas para no cagarla con tu hijo o hija. Lo que no quieras para ti no lo vas a querer para él o ella. Y lo vas a ver y lo vas a hacer ver.

Mi vena poética te quiere compartir unos versos del magistral Carlos Marzal que canta así:

“Acógete a ti mismo en tus entrañas

con tu abrazo más fuerte,

tu mejor padre en ti, tu mejor hijo,

gobierna tu ocasión de madurez.”

Es obvio que de lo que se trata en esta clave es reconocer que esta es la forma de madurar y enriquecer la relación paternofilial.

 

CONCLUYENDO SOBRE LA PATERNIDAD

Remato con un artículo significativo de José Antonio Cordero:  PADRE

 

Hoy no hay poema mío, te dejo unos versos de José María Pemán que habla de lo que es un hijo para un padre:

“Un hijo es como una estrella

a lo lejos del camino:

una palabra muy breve

que tiene un eco infinito.

Un hijo es una pregunta

que le hacemos al destino.”

Gracias.

4 comentarios en “Tres Claves Para Llevar Una Paternidad Creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *