Archivo de la etiqueta: hijos

¿CÓMO AFECTA EL DIVORCIO EN NUESTROS HIJOS SEGÚN SU EDAD?

PAZ Y BIEN. El tema de los hijos es un tema delicado para los padres divorciados. A veces si no ha habido mucha implicación en la crianza con la pareja (ahora ya ex) sobreviene un síndrome y uno toma posesión del rol pese a quien pese.

Dicho esto, en las redes encuentro a mi competencia y me encanta saber que no estoy solo en este camino de despertar a hombres separados y padres divorciados.

Me quedo prendado de este hombre (en el buen sentido, jejeje, bueno, me he metido en un jardín ¿cuál es el mal sentido?) y su libro y su web y su blog y su esencia, ya del nombre bíblico que gasta no te digo nada.

Es un honor presentaros a Jonás que tiene que contarnos cosas importantes, con su lema APRENDE A DIVORCIARTE. Este es el artículo que nos regala, más que interesante sobre nuestros HIJOS.

Cuando el divorcio nos alcanza, hay muchas personas que salen afectadas o perjudicadas, estamos los padres, las madres, familiares, pero sobre todo están nuestros HIJOS.

Todos sufrimos, todos pasamos por momentos difíciles, pero los adultos tenemos la capacidad de auto entendernos o buscar ayuda externa si solos no sabemos. Pero nuestros hijos no tienen esa opción de decidir lo que quieren, ellos son obligados a pasar por ese divorcio, por ese trance, por esa situación.

En la mayoría de los casos y dependiendo de su edad, no tienen la capacidad de auto entenderse ni de buscar ayuda externa, a veces ni siquiera de poder hablar.

Y como cada edad tiene sus características, voy a explicaros, cómo el divorcio les puede afectar a vuestros hijos según la edad en la que se encuentren.

Hijos entre 3 y 5 años

En esta edad nuestros hijos no son conscientes ni entienden que es lo que está pasando con sus padres. En la edad más cercana a los 5 años, en la que pueden tener algo más de conciencia, puede aparecer en ellos la esperanza de que sus padres en algún momento vuelvan a vivir juntos.

Esto es muy importante que lo tengamos en cuenta y que en la medida de lo posible, de la edad y madurez de nuestro hijo, se lo vayamos explicando sin agobiarle, ya que esa esperanza perpetuada en el tiempo puede tener consecuencias en su autoestima.

En esta edad nuestro hijo está muy apegado a su madre y a su padre, son su Universo y no conoce mucho más allá de sus padres y de su familia materna o paterna.

En este Universo es donde ellos se sienten seguros, protegidos, confortables.

Al ver que su Universo se rompe, puede llegar a producirles una sensación muy grande de abandono, teniendo conductas como: llantos excesivos, miedos excesivos a quedarse solo en su habitación, pesadillas, miedo al no ver a su padre o a su madre cerca, etc.

También el divorcio en esta edad pude crearles, Conductas Regresivas. Esto quiere decir que pueden llegar a realizar gestos o a hablar como cuando eran bebés, hacerse pipí en la cama, meterse el dedo en la boca, etc.

 

Hijos entre 6 y 12 años

Esta es la edad más difícil, ya que es una edad en la que nuestros hijos perciben perfectamente el dolor pero no lo entienden, es una etapa muy difícil para ellos, ya que tienen que asumir y aceptar esa confusión.

Los efectos en esta edad pueden ser: enfados constantes e injustificados, aparición de la ira, intentos por manipular las situaciones para salir ellos beneficiados.

En esta edad ya pueden aparecer los efectos académicos. Puede ser que no le afecte tanto en sus calificaciones o rendimiento, pero si en su actitud en el colegio, aislándose de sus amigos, no jugando con ellos, no contestando o dejando de hablar a los profesores, etc.

En la casa puede dar lugar a que esté siempre enfadado, a que conteste mal a los padres o sus familiares, a que ignore las órdenes que anteriormente hacía con naturalidad como recoger su ropa o llegar a cierta hora a casa, etc.

 

Hijos en edad adolescentes, desde los  13 años en adelante

En esta edad es habitual que aparezcan el miedo y la culpa en ellos.

El miedo a no saber qué va a ocurrir ahora con ellos, dónde van a vivir, si van a poder seguir viendo a su madre y a su padre, cómo va a ser su vida ahora, que dirán sus amigos de todo lo que le está sucediendo, etc.

La culpa, al pensar que ellos son los responsables del divorcio de sus padres.

En esta edad pueden llegar a pensar cómo reaccionarían ellos en un caso de divorcio o si ellos serán el día de mañana también, víctimas de un divorcio como el de sus padres, y esto hace que aparezca el temor o el miedo.

Los sentimientos que un adolescente puede tener en un proceso de divorcio, pueden ser similares a los que un adulto tiene cuando un ser cercano  o familiar fallece.

Es importante que seamos conscientes de esto, ya que es un sentimiento muy brusco, muy fuerte, y que va a perpetuar durante mucho tiempo en nuestro hijo.

Las consecuencias que pueden surgir en esta edad son: depresiones, tristeza excesiva, ira, rencor, desconsuelo, incertidumbre.

Es estos casos es importante que los padres sepamos hablar con nuestros hijos y garantizarles que nada va a cambiar en su relación con él, sus cuidados y todo lo que necesite.

 

Reflexión final

Recordad que nuestros hijos aprenden por imitación. Si vuestro hijo ve que arregláis vuestro divorcio o problemas a base de peleas, discusiones, faltas de respeto, ¿cómo creéis que solucionará él sus conflictos el día de mañana?

Ahorradle a vuestro hijo tener que aprender lo que no queréis para él, e intentad tener un divorcio lo más natural y generoso por el bien de todos y sobre todo por el de vuestro hijo. Él os AMA

Elevator pich de JONÁS, que también es el mío, por si no lo sabes, sólo que yo estoy en Madrid (Spain)

¿Te estás divorciando y te sientes perdido y paralizado? ¿La comunicación con tus hijos y con tu ex pareja es cada día peor y temes que esto afecte a tus hijos? ¿Tu salud empeora? ¿Quieres empezar una nueva vida después del divorcio pero no sabes cómo?

Soy Jonás González, Coach de Divorcios, y ayudo a padres y madres a mejorar la comunicación, recuperar la salud y emprender una nueva vida después del divorcio, más sana, feliz y con más confianza.

Si todo esto te parece interesante, llámame, os espero con los brazos abiertos.

Espero que te haya aportado un poco de luz, de todas maneras te invito a que aproveches la invitación porque un ofrecimiento así por tu paz y bienestar no se da todos los Días. GRACIAS JONÁS.

P.D.:AH, y lee su libro. Lo verás en su web.

Te  comparto una canción para relajarnos SON COSAS DE LA EDAD. No viene a cuento pero como ha hecho un Artículo tan estructurado, Modestia Aparte, mejor que los míos.

Mira y compara si quieres, estos dos son míos:

 >>Las Cualidades de un Padre según la Biblia 1ª Parte. No te asustes, te sorprenderá lo que decían en el Antiguo Testamento,
>>Dialoga con tus hijos, Padre, que viene al hilo del descubrimiento de un amigo cuando se divorció.

GRACIAS

Miguel Ángel Cervantes. Ayudo a Hombres Divorciados y Padres Separados

en su “borrón y cuenta nueva” a escribir su historia con paz

para conseguir su vida próspera y feliz.

 

DIVORCIADO ¿Qué ves en los ojos de tu HIJO?

PAZ Y BIEN. El hijo, los hijos son sujetos y objetos de contemplación permanente por parte de los padres ¿Miras a los ojos a tu HIJO?
Hay muchos padres divorciados que me dicen que en su situación ha sido milagroso enfocarse  en la atención a los hijos de una manera consciente; tener el valor y la capacidad de mirarles a los ojos y descubrirse.
Mi buen amigo Hector nos ha preparado un artículo muy interesante. Espero que tomes buena nota y pongas en práctica las propuestas para educar tu paternalidad:

Sin duda alguna uno de los mayores sufrimientos de un proceso de divorcio es cuando hay hijos en la pareja.

PUNTO DE PARTIDA

Desde el punto de vista de la terapia transpersonal y transgeneracional cuando sufrimos un divorcio, una enfermedad o un accidente grave tenemos una oportunidad para crecer, superarnos aprendiendo y aumentar nuestro grado de conciencia. Ya que entendemos que nada ocurre por casualidad.

Tenemos la opción de albergar odio y regodearnos en el dolor por mucho tiempo. Pero también podemos, si nos entrenamos y buscamos ayuda profesional, aprender mucho sobre el amor, el desapego, la propia sombra reflejada en el divorcio, etc.

Es curioso cómo los humanos sufrimos tanto por poseer y sostener ideas, hábitos y personas cuando todos sabemos que, finalmente, no son la razón de la vida. Ya que, como remarca el budismo, todo es pasajero y está destinado a morir.

Entonces ¿cuál puede ser la finalidad de poseer pareja, hijos, trabajo, salud, juventud… para perderlo todo después? Los sabios nos dicen que la finalidad sería tomar profunda conciencia de quién es uno realmente y aprender a desapegarse de todo lo demás…

En nuestra consulta de terapia transpersonal, a menudo descubrimos que en la pareja aparece un tercero, un amante, justo en el momento en que las partes sienten que una faceta de su yo no contemplada, no atendida.

Así el amante viene a reflejar en el mundo exterior lo que interiormente se está necesitando. Aparece sincrónicamente…

Igualmente, se produce un reflejo en los niños de lo que acontece en las parejas. Por esto es tan importante trabajarse, conocerse y aprender a gestionarse, ya que todo lo sombrío y lo no resuelto será absorbido por los hijos del matrimonio divorciado, en mayor medida cuanto más pequeños sean los hijos.

RESPONSABILIDAD DEL PADRE DIVORCIADO

Saber esto no es para que nos sintamos más culpables aún, no nos fustiguemos, sino para que nos responsabilicemos de nuestro bienestar que será el de nuestros hijos.

A menudo, los terapeutas transpersonales escuchamos cosas como “tengo un problema con mi hijo que no me habla”; “mi hija está perdida y muy deprimida”; “no sé qué hacer con la ansiedad de mi niño” …

Pero tras muchos años de experiencia podemos afirmar que, en muchos casos, tu hijo no tiene ningún problema: trabajando el interior; ordenando ideas y emociones en los padres, el problema de los hijos queda resuelto automáticamente.

Véase el delicioso librito de Noguchi, La Ley del Espejo.

AUDIOLIBRO>>

LA LEY DEL ESPEJO 1 Por Yoshinori Noguchi: https://youtu.be/1N516hRPiSI

LA LEY DEL ESPEJO 2 Por Yoshinori Noguchi: https://youtu.be/ZVus-DF8PVA

Insistimos en que este trabajo interior no es fácil, y menos aún en proceso de separación o divorcio, por eso necesitamos ayuda profesional.

Valga la comparación, es igual que cuando necesitamos llevamos nuestro coche al taller, ya que nosotros no sabemos reparar un motor.

Casi nadie está preparado para resolver este tipo de cosas por sí mismo, ya que casi nadie ha recibido una educación emocional y transgeneracional para liberarse de sus patrones inconscientes.

Es sabido, y así lo corroboran las neurociencias, que los seres humanos somos como robotitos. Actuamos mecánicamente guiados por nuestras creencias inconscientes.

LA MIRADA DEL PADRE DIVORCIADO

Estamos programados desde la cuna a la tumba por las memorias de nuestros padres, la familia, la cultura, la sociedad… y quien sabe qué otros mecanismos de supervivencia e información no conscientes, samskaras, semillas de información, dicen los budistas.

Así pues, para ver en los ojos de nuestros hijos nada más que el amor y potencialidad pura que son, hemos de limpiar nuestra mirada de proyecciones y culpas inconscientes.

Cientos de veces hemos repetido en consulta la pregunta terapéutica, por ejemplo, en el caso de una mujer que fue una hija no deseada: ¿Qué veía realmente tu madre cuando te miraba?

La toma de conciencia suele ser grande: ¡veía una hija que quiso abortar y no pudo! O “veía su propio fracaso, su miedo… se veía ella misma”.

Así pues, preguntémonos ¿qué vemos en los ojos de nuestro/a hijo/a? Si miramos atentamente descubriremos que, en muchos casos, estamos viendo a nuestro excónyuge.

Vemos a esa mujer que me traicionó o a ese hombre que me pegó y me humilló. Nuestros hijos son la mitad de nosotros y la mitad… de la pareja que tuvimos “y se rompió trágicamente y me hizo tanto daño…”. Así que inconscientemente ¡vemos al enemigo en la mitad de nuestro hijo!

RECOMENDACIONES PRÁCTICAS

Recomendamos varios trabajos a realizar junto a un profesional en caso de existir problemas con los hijos:

Realizar un proceso de duelo de la pareja. Pasar por todas sus fases, con sus retrocesos y bloqueos normales: negación, negociación, ira, tristeza, depresión, aceptación y comprensión.

Realizar un proceso de sanación del niño interior. A menudo, el fracaso o trauma de separación de la pareja resuena con una de las cinco heridas de nuestra infancia. Sanándolas disminuye el trauma actual: Abandono, rechazo, injusticia, traición, humillación.

Atención: Nuestra herida no sanada la repetirá nuestro hijo o la infligiremos a él. Véase el magnífico libro Las Cinco Heridas de Lise Bourbeau.

– Realizar un proceso de terapia con el Árbol Transgeneracional. Esta fascinante herramienta, en manos de un buen profesional, es extraordinariamente liberadora, rápida y propicia un estado de paz y de perdón. Ya que comprendemos que nuestra pareja era perfecta, aunque dolió mucho, para repetir las historias de nuestro árbol (y el suyo).

Dejo de culpar a mi expareja de lo que “me hizo” cuando entiendo que yo la busqué para reparar a mis propios padres y abuelos.

Véanse los videos:

El transgeneracional de Marta Salvat  1ª PARTE   Y  2ª PARTE 

y Conflictos de pareja de Enric Corbera.

 

Cuando hemos limpiado nuestros ojos de culpas y proyecciones; cuando miramos a los ojos de nuestro/a hijo/a con nuestra mirada sanada y purificada; cuando hemos perdonado… entonces podemos realmente ver y comprender lo que el gran poeta dijo de nuestros hijos:

 Vuestros hijos no son vuestros hijos. Son los hijos y las hijas de la llamada de la vida a sí misma. Vienen a través vuestro, pero no de vosotros. Y aunque estén con vosotros, no os pertenecen. Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos. Porque ellos tienen sus propios pensamientos. Podéis abrigar sus cuerpos, pero no sus almas, pues sus almas habitan en la mansión del mañana, que vosotros no podéis visitar ni siquiera en sueños. Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no intentéis hacerlos a ellos como a vosotros. Ya que la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer. Sois los arcos por los que vuestros hijos, cual flechas vivas, son lanzados. El Arquero ve el blanco en el camino del infinito y Él, con Su poder, os tensará, para que Sus flechas puedan volar rápidas y lejos. Que la tensión que os causa la mano del Arquero sea vuestro gozo, ya que, así como Él ama la flecha que vuela, ama también el arco que permanece inmóvil.

De El Profeta de Khalil Gibran.

Por Hector Gil García.

Terapeuta Transpersonal y Transgeneracional.

Consultas y formación online: www.escuela-intergrativa.com

34 628 704 118

Estoy muy agradecido a este amigo y profesional que espero te haya facilitado, con este Artículo, poner pie en pared y optar por tu trabajo interior, y por ende por la felicidad de tus hijos (y si me apuras de tu ex).
Quiero dejarte este enlace directo a otro artículo mío de este blog que habla de:
>>>> Actuar con Responsabilidad en la Separación
No dudes que estoy para ti, tengo el kit salvavidas para padres náufragos emocionales y el entrenamiento para “jalarte parriba” en momentos de bajón en tu relación paternal.
Te ofrezco UN TIEMPO Y ESPACIO para que puedas ver la ruptura y crisis como una historia a superar, permitiéndote con mi ayuda escribir tu nueva vida.
GRACIAS
Reserva ya una Sesión(Conéctate Y Encuentra tu Norte). Por tan sólo 15€ (oferta de la semana). La CONEXIÓN es la Solución a muchos de tus bloqueos, sabotajes y dolor para crear tu nueva vida con amor.
Agenda ya>> www.miguelangelcervantes.net/agendar

Miguel Ángel Cervantes.

Ayudo a Hombres Divorciados y Padres Separados en su “borrón y cuenta nueva”

a escribir su historia con paz para conseguir su vida próspera y feliz.