Archivo de la etiqueta: Felicidad

FELIZ Cambiando de Foco

PAZ Y BIEN

Cuando me propuse escribir este ebook de “Cómo Recuperarse del Divorcio en 8 Pasos”, tuve claro que para recuperarse de la ruptura, crisis o separación lo fundamental es hablar del foco.

Luego esa visión se me corroboró con esta cita que hace Eduardo Punset en su libro El viaje al amor

“Antonio Damasio ha sugerido una nueva terapia: la mejor manera de precipitar el final de una emoción negativa es generando otra emoción de la misma intensidad pero de signo contrario.”

Por lo que es importante tener claro que ante las emociones negativas que se producen en una crisis de pareja (es más, en cualquier crisis) es conveniente enfocarte en su antónimo, que dirían los poetas.

Para que tengas claro qué vas a encontrar en CÓMO RECUPERARSE DEL DIVORCIO EN 8 PASOS, te adelanto las emociones con las que vas a instrumentalizar tu paz y felicidad:

  • Alegría
  • Luz
  • Esperanza
  • Fe
  • Verdad
  • Unión
  • Perdón
  • Amor

Yo también me dije “me parece mentira” pero lo que unos podrían definir como un infierno insostenible (eso creían los de mi alrededor, mis amigos y familiares) para mí fue una experiencia transformadora y sanadora.

Pretendo que leas mi ebook con criterio, es práctico por lo que te invito ponerte como reto ser feliz o por tu cuenta o con mi ayuda.

Como dicen los coach ¡foco, foco, foco….! Me encanta las frases geniales de Steve Jobs:

La gente piensa que enfocarse significa decir sí a aquello en lo que te enfocas, pero no es así. Significa decir no a otras cientos de ideas buenas que hay.

Bueno, en este artículo quería dar los tips con una frase que no está en el libro para que esta lectura enriquezca el breve ebook que te regalo y con el que vas a poder transformar tu vida.

Los 8 Focos

Quiero decirte lo que aprendí de mi Maestro Zen, a la par que Benedictino de pro, sobre la alegría:

Es importante tener en cuenta tu verdad y la fe en ti y tus decisiones. Mira cómo lo dice Anthony de Mello:

“Una apertura hacia la verdad, sin importar las circunstancias, sin importar hacia dónde te lleve. Eso es fe. No creencia sino fe.”

Una ruptura, separación-divorcio también es denominada por muchos (de los que las hemos pasado) una noche oscura:

Hablar de unión cuando en algún momento has podido llegar a creer eso de “lo que dios a unido que no lo separare el hombre”, es apostar por el foco.

Siempre pensando en el otro y no en la coherencia o matrimonio contigo mismo es algo de lo que aprender, ya lo dice Rumi:

Las despedidas son sólo para aquellos que aman con sus ojos. Porque para aquellos que aman con el corazón y el alma, no existe tal cosa como la separación.

Me quedo siempre impresionado de lo desesperante que es una situación cuando la comparten conmigo las personas que están en pleno duelo o que están decidiendo que ya no pueden más:

Hablar de amor se me antoja complicado cuando crees que has roto, enfocarte en esta vivencia y sentimiento te hace tomar un foco con ciertas reticencias.

A mí me costo mucho creerme la frase de Jeff Foster:

“El amor se mantiene completamente abierto cuando todo lo demás se cierra. El amor es posibilidad.”

Y quiero acabar con lo más complicado y sanador de todas estas focalizaciones que hemos abordado, gracias al ebook mi Guía>> “Cómo Recuperarse del #Divorcio en 8 Pasos” para ser feliz y sanar las heridas de la separación:

DESPEDIDA con Foco

Después de la invitación a leerme y pedirte Comentarios un poco más abajo, diciendo lo que te ha parecido, y si te ha servido o si echas algo en falta o qué quieres que desarrolle en otros post o libros…

Te quiero hacer otro regalo: Tienes la opción gratuita y enriquecedora de una Sesión 100(Conéctate Y Encuentra tu Norte) si aún dudas que en la conexión está la solución a los bloqueos, sabotajes y miedos a la hora de crear tu historia, después de una ruptura o crisis.

Si no tienes bastante lectura con las poco más de 20 páginas en letra grande del ebook, anticipé hace unas semanas unos artículos que te empujaban a salir adelante:

>>>Como Enfrentar una Crisis con 2 Actitudes  

El ebook ha sido la consecuencia de

>>> Las 3 Fases Principales de Tránsito y Cambio


Acabo con un poema Fruto de este proceso del que te hablo en el ebook

Recupero el sueño del control

Y dreno la fantasía que lo alimenta.

Suelto amarras,

Me hago a las corrientes,

Me dejo a los vientos.

Timonel sin timón,

Sordo y ciego, huelo cuanto viene,

Bebo el agua de lluvia en las tormentas,

Me despierto del sueño,

La realidad es la que es

(No la que supones se manifiesta),

Yo decido vivir, escucho, permito,

Me abro, me lleno, avanzo…

GRACIAS

Miguel Ángel Cervantes,

Coach para Hombres Divorciados y Padres Separados.

Te Ayudo a Superar los Conflictos de la ruptura y separación,

con Herramientas Prácticas que te facilitan

el poder reescribir tu nueva historia con paz y bienestar.

 

¿ESCRIBIR PARA SER FELIZ O SER FELIZ ESCRIBIENDO?

Paz y bien. El tema a tratar es claro: la felicidad que provoca hacer algo. Felicidad ¿es igual a satisfacción? ¿Qué te hace ser feliz? ¡Escribir! dilo alto.

 

En este caso me centro en escribir, sí, porque da la impresión de que  estamos obligados a ser felices y/o a hacer felices a los demás.

 

Debe ser que tenemos muy metido en vena eso de que “una palabra tuya bastará para sanarme”, para hacerme feliz. Y nos venimos arriba y queremos escribir para otros.

 

Vamos a ir por partes. Este video sobre la felicidad nos introduce en materia, “Qué es la FELICIDAD según Facundo Cabral”:

Feliz en gerundio

Soy feliz escribiendo. Eso me gustaría proclamarlo a los cuatro vientos. Lo cierto es que es mentira.

 

Cuando estás de bajón  no te sientes feliz. A veces te esfuerzas para combatir la tristeza, la oscuridad o “malrollo”, para salir a flote.

 

Tengo la sensación muchas veces que escribiendo soy feliz si se produce el resultado que espero o si el “joputa” criticón no salta en medio de la acción.

 

Conviene escribir más y pensar menos. Disfrutar, gozar del hecho mismo de juntar palabras, jugar con el decir sin expectativas.

 

A veces este entrenamiento tiene unos efectos inesperados. Lógico porque al no esperar nada uno se libera, el listón está  en la satisfacción de estar escribiendo.

 

Me encanta poder decir como mi amigo Miguel Ángel Bernat en unos versos, eso de escribir “como si no”:

“Escribo con una letra

que no es la mía

en un lenguaje

que no conozco

poemas que dicen

quién soy

Escribir para mí

Cuando escribo para ser feliz yo, escribo para mí, termino siendo feliz.

 

Da igual que escriba como hecho terapéutico, como para contarme cosas, como para conocerme.

 

Es raro exigirte a ti mismo para ti mismo. Y más si lo haces con amor ¿no crees que podemos aprender de ello?

 

Esta cita de Jean Cocteau es más que significativa:

“Escribir, para mí, es dibujar, anudar las líneas de forma que se conviertan en escritura, o desanudarlas de forma que la escritura se vuelva dibujo”.

 

¿Estás dispuesta a dibujar, a enseñarnos el arte de tu vida, a mostrarnos qué te hace feliz? ¿Quién está en ti?

 

Escribir para ti

Somos felices escribiendo para una persona concreta. Este tip es superimportante.

 

No es que tenga un “para quién” imaginario. Tengo un avatar que me mueve e inspira. En mi soledad no hay miedo, me siento capaz de escribir para ti.

 

Podríamos hacer aquí un paréntesis y hablar de esos poemas de amor o manifestaciones de sentimientos. Eso nos hablaría de la emoción que hay que poner a la hora de escribir.

 

¿Serás capaz de tener en mente o/y corazón a una persona a la hora de ponerte? Te facilita el trabajo, te produce placer. Escribes con foco.

 

En mi fanpage escribí durante una semana sobre el “para quién”. Me vino a la cabeza en más de una ocasión la canción de Cómplices “es por ti” cuando dice “para colarme por tu ventana”.

Escribir para ellos

Me cautiva la persona que cuando me habla tiene claro que es feliz escribiendo para un público objetivo, para un lector entregado.

 

Eso quiere decir que sabe qué decir, sabe qué es lo que quieren que se les diga. Da tranquilidad.

 

Normalmente el planteamiento es escribir para hacer feliz a tu destinatario, darle soluciones, facilitarle escapes o placer o paz.

 

Quiero compartir un artículo interesantísimo, a mi entender, que nos explica cómo escribir para seducir a tu lector>> Haz Clic Aquí

 

He de agradecer a Ana Vega y Natalia Martínez los recursos que aportan en su blog Sinjania.

 

Quiero compartirte mi vivencia. Cuando escribo el poema que comparto todos los martes de meditación y mindfulness en mi página de Facebook soy y me siento feliz>>  Haz Clic Aquí.

 

Cuando escribo, preparo el foto-poema y lo publico estoy conectando con los meditadores que se inspiran con mis poemas de meditación, meditantes y meditativos. Soy feliz ¿y tú?

 

Escribir para la humanidad

Creo que aquí empieza la dificultad y miedo. Cuando uno pretende ser feliz escribiendo para la humanidad, normalmente el trasfondo es salvar a la humanidad.

 

La pretensión es hacer un libro sagrado. Querer quedar para la posteridad. Estar en boca de un ente ficticio o memoria colectiva.

 

Me gustaría que analizases si te encuentras feliz escribiendo desde ahí. Es lícito que tengas un porqué, querer pasar a la historia de la humanidad.

 

Ahora bien ¿cuál es la actitud? Realmente ¿estás pensando en que lo que das es de un valor incalculable y eterno?

 

Para no quedarte bloqueada te invito a que interiorices que pasarás a ser algo para la humanidad cuando te sientas instrumento de esa humanidad.

 

Esto responde a la máxima de soy feliz haciendo feliz. Voy a osar y compartir una oración que se ha hecho universal, atribuida a San Francisco pero que muestra dónde poner el foco.

 

Puedes ver y escuchar “Hazme instrumento de tu paz”:

Escribe siendo feliz. Sé consciente de lo que eres y de lo que te hace feliz. Comparte tu felicidad, una palabra tuya bastará.

 

Conclusiones

Acuérdate que nunca es tarde si la dicha es buena. Puedes escribir a la edad que sea.

 

Y ten claro que habrá alguien de alguna edad con el que conectes al escribir.

 

Este poema surgió de una conversación con una cliente. Quise decirle en verso:

NUNCA  ES  TARDE (A Paloma G.)

Cerca de los cuarenta salí de mi sordera.

Tú dices que es tarde para ser feliz ¡ atiende!

Ahora escribo versos conectados y disfruto;

La música la gozo intensamente, me eleva.

La realidad tiene luz, mi voz esperanzada.

Y el silencio lo uso para escribir escuchándome.

 

Gracias

Acabo ya  invitándote, si lo estimas oportuno, a aprovechar la opción gratuita y enriquecedora de una Sesión 100 (Conéctate Y Encuentra tu Mensaje).

 

Si aún dudas que en la conexión está la solución a los bloqueos, sabotajes y miedos (virus de la creatividad, a la hora de crear tu historia, proyecto, libro, conferencia, terapia…

¡¡¡Agenda ya!!! Has Clic Aquí

Miguel Ángel Cervantes. Mentor de Escritura de personas inspiradoras y entregadas con bloqueo creativo