Archivo de la etiqueta: empatía

La Empatía tras la Separación

PAZ Y BIEN

La semana pasada sabes que impartí una Masterclass en la Cumbre de  Supera tu Ruptura Amorosamente que titulé: SUPERA TU SEPARACIÓN CON EMPATÍA Y CONSIGUE LA PAZ Y EL BIENESTAR QUE TE MERECES.

Publicidad promocional (JEJEJEMMM): ¿Quieres el Paquete Premium con todas las Conferencias y Masterclass (además de la mía)? pues hazlo ya por una módica inversión que transformará tu vida para siempre en este enlace, con interesantísimos Bonus inéditos en la (PINCHA>> Cumbre Supera tu ruptura amorosamente.

Y he querido darle una vuelta más al tema justificando lo que hice y dije con citas e inspiraciones de personas competentes.

Vamos a entrar de lleno en el tema empático. Como dice Eric Zorn :

“La empatía es la mayor virtud. Desde ella, todas las virtudes fluyen.”

Como ves esto es más que bonito, consistente y profundo. No sé si sabes que según la doctrina cristiana las 4 Virtudes Cardinales, que son Prudencia, Justicia, Fortaleza, Templanza son las que se sostienes con la 3 Virtudes Teologales: fe, esperanza y caridad.

Te quiero pedir que encuentres un tiempo para ti mismo y observes

  • si eres prudente en tus acciones y pensamientos
  • si actúas con justicia
  • si te encuentras y sientes fuerte pese a quien pese y a lo que pese
  • si te sientes en equilibrio, sintonizado
  • ¿tienes fe en lo que has sentido, pensado y ejecutado?
  • ¿te sostiene el convencimiento que es mejor lo que te está llegando, para tu evolución ahora, que lo pasado?
  • Caridad, amor, compasión… ¿la tienes para contigo, para el otro, la otras, los otros…?

¿Crees que estas virtudes fluyen más y mejor desde la EMPATÍA? ¿Cómo te defines, qué capacidades y energías mueves?

DEFINICIÓN Y EJERCICIO PRÁCTICO DE EMPATÍA

Aunque la definición  de Deepa Kodikal es más que certera, se me ha ocurrido analizar la de Wikipedia y la definición de la R.A.E. ¿para qué, te estarás preguntando? Porque para que sea algo práctico este Artículo es bueno que hagamos un ejercicio:

La empatía (del griego ἐμπαθής, «emocionado») es la capacidad de percibir, compartir y comprender (en un contexto común) lo que 
otro ser puede sentir.

Te toca hacer un ejercicio de percepción ¿qué percibes del otro, de tu ex, de ese ser que te ha roto o al que has roto? ¿cómo percibes la salida de tu vida, la separación?

Ahora ¿qué te toca compartir? ¿Qué estás compartiendo con él/ella: rencor, mala leche, odio…? o ¿Qué has estado compartiendo hasta este momento?

Ejercicio de comprensión: Activa tu frente ¿comprendes a tu ex? ¿Comprendes tu actitud reactiva, pro-activa o la que estés teniendo?

Como estarás leyendo, para mí, el ejercicio básico  para entrenar tu ser empático es ESCUCHAR.

La Real Academia Española de la Lengua nos da dos acepciones:

Empatía>>A partir del gr. ἐμπάθεια empátheia.

1. f. Sentimiento de identificación con algo o alguien.

2. f. Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.

Se nos habla de sentimientos y el ejercicio es el de preguntarte y responder sinceramente: ¿Qué sientes por tu ex-pareja? Sí, por ese otro que te ha dejado o al que has dejado, con quien has roto una relación, de tiempo.

¿Qué crees que siente el otro? ¿Te lo has tomado como una liberación o como un abandono?

¿Lo que le pase a tu ex no tiene que ver contigo? ¿Te afecta lo que sienta, piense o/y diga tu ex? ¿Y tú crees que no te afecta tanto o más lo que sientes, piensas, dices… de el/ella?

Alguna vez en varios artículos y Conferencias/Webinars me habrás oído decir que yo aposté por mi paz, y eso me abrió a la empatía. Luego un presidente americano me confirmó que tuve un gran acierto en mi vida.

DESDE LA ÉTICA DEL CUIDADO

El título de este “capítulo” ¿no te parece intrigante? Te cuento.

Debe ser porque estoy con esto de la masculinidad y el divorcio enredado en las redes, y el listo de google sabe lo que me inquieta o atrae en este momento y me pone a huevo un librito superinteresante de Octavio Salazar.

Es un libro que me hubiera gustado escribir a mí, pero que será un referente a partir de ahora: EL HOMBRE QUE NO DEBERÍAMOS SER. Es de Planeta Libros.

De él voy a tomar un par de párrafos para centrar el tema de la empatía, con tu permiso y con el del Autor. Así entenderás lo del titular que sostiene esta parte del artículo.

“…asumir el cuidado como parte de nuestras vidas nos permitirá desarrollar una serie de capacidades, habilidades y hasta emociones que se traducirán no solo en nuestra manera de estar en el entorno privado, sino también en el público…”

“Se trataría de incorporar a nuestras vidas los principios y valores que desde el feminismo se han identificado con la ética del cuidado y que se traducirían en una mayor capacidad para ponerse en lugar del otro, en un sentido más hospitalario de la existencia y en una manera diversa de resolver los conflictos que genera la convivencia.”

El hombre “evolucionante”, del que habla mi referente y amigo Francisco Fortuño y el  hombre “integrador”, del que hablo en otras ocasiones, eminentemente es un ser empático.

Poco más puedo sugerir. Hacerme partícipe de las palabras de Alfred Adler:

“Mira con los ojos de otro, escucha con los ojos de otro y siente con el corazón de otro.”

Mi intención es que reflexiones al respecto de estas perlas de vida y sabiduría que te van a hacer más feliz si las pones en práctica.

Te dejo este video que habla de la empatía en una relación:

No es necesario romper con tu vida anterior, o romper una relación, separarte, divorciarte para ponerte en los zapatos del otro, tener en cuenta qué y cómo está el otro.

DESPEDIDA CON EMPATÍA PATERNAL

Cuando hay una ruptura o separación la familia deja de ser lo que era ¿Qué pasa con el rol de padre? Me parece importante ponerse también en la piel del hijo, no para que nos coarte, sí para hacernos más responsables de la atención.

¿Esto en qué está sustentado? Pues nada más y nada menos que en Daniel Goleman, que nos dice:

“La inatención mata la empatía. EL primer paso para la compasión es darse cuenta de la necesidad de otra persona. Todo comienza con el simple acto de atención.”

Y nuestros hijos merecen toda nuestra atención, ya que somos compasivos con nosotros ¿no lo vamos a ser con la sangre de nuestra sangre, la carne de nuestra carne, el fruto de una entrega y amor concebido como persona?

Antes de despedirme te brindo a que veas este breve video donde se trata el tema que nos ocupa en relación a los hijos.

Acabo ya regalándote este haiku, poema, aforismo, decreto o invitación, para que lo pronuncies en alto con todo tu corazón y toda tu alma:

Hoy yo estoy

Dispuesto a la empatía

Y compasión.

Sobre la empatía no tengo otros artículos en mi blog. Pero por afinidad quiero facilitarte que leas, si no lo has hecho ya este artículo que habla de

Recuperar la Ilusión tras la Separación 4 Claves

y también este

Cambiar de vida. Razones y sinrazones

Después de la invitación a leerme y pedirte Comentarios un poco más abajo, diciendo lo que te ha parecido, y si te ha servido o si echas algo en falta o qué quieres que desarrolle en otros post o libros…

Te quiero hacer otro regalo: Tienes la opción gratuita y enriquecedora de una Sesión 100(Conéctate Y Encuentra tu Norte) si aún dudas que en la conexión está la solución a los bloqueos, sabotajes y miedos a la hora de crear tu historia, después de una ruptura o crisis.

GRACIAS

Miguel Ángel Cervantes,

Coach para Hombres Divorciados y Padres Separados.

Te Ayudo a Superar los Conflictos de la ruptura y separación,

con Herramientas Prácticas que te facilitan

el poder reescribir(construir) tu nueva historia con paz y bienestar.