Archivo de la etiqueta: emociones

Cómo Neutralizar la Culpabilidad (2ªParte)

Paz y bien. Este Artículo continua con el desarrollo de la culpabilidad, que ya vimos no hace mucho [pincha y lee>>: LA CULPA, Cómo desactivarla

El mes pasado he tratado el tema de la culpa y culpabilidad en mis redes sociales.  Reciclo esos tips que nos van a ayudar a neutralizar esta espada clavada en el cuerpo, corazón y mente.

Te decía en el anterior Artículo:

La culpa es un pensamiento y una emoción que nos brota sin esperarlo tanto si eres protagonista o víctima de la decisión de mejorar tu vida, de superar una circunstancia o pérdida personal  material.

Hablamos ya de desactivar y si damos otro paso y ¿neutralizamos la culpabilidad?

-con toma de decisiones

-con tomas de conciencia

 

Antes de seguir quiero compartirte algo de alto valor, Artículo escrito por mi amadísimo hermano Jorge Lomar para la revista Universo Holístico, que trata: DESHACIENDO EL VIRUS MENTAL DE LA CULPA.

No me resisto a copiarte un fragmento de un poema de Alejandro Jodorowsky que nos habla de ese viaje al centro de la herida que vamos a atrevernos a transitar ¿conseguiremos su neutralización?:

Sin estar atormentados por la verdad o la belleza,

cortar aquellos lazos que nos apegan al amor redentor,

dejar de oír, decir, hacer, llorar, vaciar los ojos

a la madre, desde un trono indiferente verla agonizar

como un molusco glauco varado en la playa,

para que cese la febril santificación del Conocer,

para que la herida sea solamente herida

en una carne que niega ser necesidad del alma.

Voy a rematar con otros 5 tips que espero te ayuden a tomar decisiones una vez que hayas puesto conciencia.

 

(…) 6. ¿La culpabilidad un sello imborrable?

Sigamos tratando el tema de la culpa, ese gran virus que te invade en el momento que te separas, rompes o tomas un nuevo camino en tu vida.

Al estar relajado puedes enfocar las acciones sanadoras, como por ejemplo no ponerte más “sambenitos” en esta situación dolorosa, no te pongas etiquetas ponte en acción amándote y quitándote lo que no aporta nada a tu ser auténtico.

¿Qué decisión vas a tomar para quitarte etiquetas que no contribuyen a tu bienestar?

¿Con qué vas  contrarrestar esta puesta de medallas que te degradan?

No te voy a dar recomendaciones, sólo te quiero hacer pensar, inspirar para que seas tú en esta situación complicada, pero sanadora, quien tire para delante entre tanto pecado o energía culpadora y culpante.

7. ¿Culpabilidad por trabajar?

Parece extraño que tenga que hablar de una de las culpas que se nos inculcan desde pequeños. Y que viene de la moral cristiana. Es esa culpabilidad que nos asalta en el área profesional o de trabajo.

Trabajamos por ser culpables. Es el castigo del “sudor de tu frente”. Esto escribía ren FB:

Es curioso que el trabajo se nos venda como el resultado de una culpa, una acción “mala”, que ha de producir sufrimiento. En esta cultura judeocristiana se nos condena a trabajar, se nos incide en eso.

Pero se nos obvia, se nos hace pasar sin fijarnos que lo que importa de verdad es recuperar al sentimiento desde dónde se trabaja: en tu corazón está considerado el trabajo como acción de dignidad y es la consecuencia de la decisión de ser próspero.

Es tiempo de volver al lugar en tu corazón donde consideras el trabajo como instrumento de valoración personal, como placer (sí, placer y gozo si haces lo que haces con todo tu corazón y alma para ser feliz).

Que el trabajo no sea una posesión que te desagrade o desmerezca como persona; tú eres el Trabajo del Universo en esta tierra. Y ¿quién tiene la culpa de ello?

8. ¿Culpabilidad hasta de…?

Cuando hablamos de mindfulness surge la convicción de que lo que estamos haciendo al tomar partido por la atención en la culpa es la de trabajar el equilibrio.

Puedes pensar que eres culpable pero puedes dejar de hacerlo, dejar que se vaya el pensamiento, la emoción, la sensación corporal.

¿Para qué te vas a acusar de padecer con una acción que ha pasado?

No te digo na, bueno sí, con esto de meditar que cuando empiezas lo primero que te asalta es la culpa, la valoración de bueno y malo y que no estás a la altura, tienes la culpa de no saber o poder hacer algo tan sencillo.

>¿Qué culpa tenemos de meditar o no meditar?

>>¿Qué culpa tenemos de poner atención o de seguir dormidos en la inconsciencia? Estas preguntas son para contrarrestar virus invasivos.

Al meditar somos invadidos por un virus que nos impide ser independientes, nos pretende hacer sumisos y culpables sin valor.

Combatir este pensamiento se hace tomando conciencia y levantándote contra creencias falsas que nos venden.

(Entre tú y yo, esto fue escrito el dos de mayo, celebro como madrileño el levantamiento e inicio de la Guerra de la Independencia contra los que nos invadieron).

¿Cuál es la vacuna ante tanto sentirse culpable? Ser como niños, analfabetos de lenguajes que no enriquecen nuestra alegría de vivir en paz.

9. ¿La Culpabilidad como clasificación “errónea”?

La culpa y el sentirse culpable no es algo que nos producen u ocasionan otros. Ya hablé más arriba de etiquetarse o de comprar las etiquetas que te pongan.

La clave está en las valoraciones que hacemos de nuestro ser y obrar.

Como te califiquen te puede o no afectar pero cómo te calificas tú determina el sufrimiento posterior o el poder y felicidad que te hará vivir en paz y con bienestar.

¿A qué das importancia y porqué? El ser y conseguir lo que te propones ¿cómo te hace sentir?

Ser responsable y consecuente con lo que piensas, sientes y haces consigue llevarte a la inocencia primordial.

Mírate como un niño, contémplate como un recién nacido, deja el juicio ¡disfruta de ser y hacer.

10. ¿Prefieres Culpabilidad o Responsabilidad?

En este último episodio voy a rematar la faena de la culpabilidad. Un par de pases de pecho, o un par de regates, depende a lo que tengas afición.

Te voy a pedir que hagas lo que yo. Borra de tu diccionario mental la palabra “Culpa” y el adjetivo “Culpable”, asimila que lo que eres es responsable, adquiere la responsabilidad de tomar consciencia y ser consecuente con lo que dices y haces como con lo que omites.

La culpa es rácana, no te da nada, no te hace ser ni sentir nada, sólo una ficción irreal, la culpa no es ni cuento, es la reacción de alguien que no quiere asumir lo que es y lo que hace, lo que puede llegar a ser y a conseguir.

Deja que sea la excusa fácil donde refugiarte o donde se refugian los que tienen miedo a vivir con sentido y sensibilidad el propósito de su vida.

Si te estás separando o estás en crisis y te crees culpable o te sientes culpable, para y decide tomar las riendas de tu vida, pon foco en lo que eres y en tu nueva vida.

Haz lo que Dios, el universo, la vida y tú decidas hacer, para conseguirlo sostenido por la paz y bienestar, no te contagies ni permitas que te contagien con el virus absurdo de la culpa.

Cierre sin Culpa

He encontrado un video interesante de alguien sabio [pincha>>Suelta la Culpabilidad; Asume tu Responsabilidad por Enrique Simó.

 Espero que te ayude.
Yo más que con versos que canten a la culpa quiero acabar con un poema en el que manifiesto por dónde empecé a cambiar de paradigma:

Soy capaz

De sentir cuando siento,

Y me permito

Responsabilizarme

De la emoción, de mí.

GRACIAS

Estoy para ti, tengo el kit salvavidas para náufragos emocionales y el entrenamiento para tirar de ti (y “jalarte parriba”).

Te ofrezco UN TIEMPO Y ESPACIO para que puedas ver la ruptura y crisis como una historia a superar, permitiéndote con mi ayuda escribir tu nueva vida.

Reserva ya una Sesión(Conéctate Y Encuentra tu Norte).

La CONEXIÓN es la Solución a muchos de tus bloqueos, sabotajes y dolor para crear tu nueva vida con amor.

Agenda ya>> www.miguelangelcervantes.net/agendar

 Ayudo a Hombres Divorciados y Padres Separados

en su “borrón y cuenta nueva” a escribir su historia (rehacer su vida) con paz

para conseguir su vida próspera y feliz.

Cómo liberar las cargas emocionales acumuladas tras una ruptura

PAZ Y BIEN, hoy apuesto por liberar, romper o cortar lazos que nos lastran tras una ruptura, separación o divorcio, o una crisis en toda regla.

He conocido a una persona que sabe de esas energías que nos bloquean, que realmente son como mochilas que “enlentecen” nuestros pasos hacia la felicidad y libertad, que nos merecemos.

Vi por facebook un taller que va a impartir esta profesional y me llamó la atención. “Esto me interesa”, me dije, “esto nos interesa a los que nos cuesta soltar el pasado, levar anclas, cortar todo vínculo sin remedio”.

Pedi a Ana Calderón que nos preparase un Artículo práctico para liberar esas cargas emocionales, promesas, decretos, secretas entregas que todavía nos marcan, cuando intentamos cambiar de rumbo.

Una nueva relación merece entrar en un escenario limpio de polvo y paja, no para ilusionar sino para vivirse intensamente de nuevo.

No me enrollo más, no espero, tengo la certeza que esto mejorará tu vida, es valor para tu bienestar y futuro en este presente cargado emocionalmente, no fácil de gestionar.

La autora de este artículo me ha recomendado mucho este video de Covadonga Pérez-Lozana sobre las fases del duelo, del que hace mención por si quieres profundizar para ver por dónde andas:

 

Introducción

El separarnos o divorciarnos de una persona es uno de los mayores cambios en nuestra vida, más aún, si ésta ha sido traumática.

Supone la muerte de una relación, con su etapa de duelo correspondiente, pudiéndose alargar demasiado en el tiempo por mantener la esperanza de volver de nuevo con esa persona.

Pasada la primera etapa de la ruptura, en la que hemos sentido la incomprensión, las dudas, la incertidumbre, el shock,…

…cada uno con sus circunstancias personales evidentemente, una parte de nosotros acepta que ya no hay posibilidad de vuelta atrás, que la relación ha terminado.

Y entonces llegan otras emociones, otros pensamientos. Culpa, ira, rabia, auto reproches, enfado, orgullo…

Comenzamos a creer que hay algo malo en nosotros, que lo hemos hecho mal, que hemos fracasado…

Y pasado un tiempo, damos paso al dolor. Sí, al dolor que duele, porque a veces, literalmente el corazón nos duele. Y nos encontramos en un estado de tristeza, de pena, abatimiento, depresión…

Finalmente llega la fase de total aceptación. Las partes de nosotros que aun no habían dado ese paso, ahora son capaces de asumir lo pasado y mirar hacia adelante.

Todo esto ocurre a nivel consciente, es decir, somos capaces de analizar y verbalizar lo que nos está pasando, lo que estamos sintiendo.

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”

Viktor Frankl

Explicación de Bloqueos/Cargas Inconscientes

Pero… ¿Qué ocurre a nivel inconsciente?

¿Qué pasa con la parte energética? ¿Con la parte mental y emocional?

 Porque nuestra parte inconsciente, esa parte nuestra que registra todo, absolutamente todo, ese 95% que define nuestra personalidad y qué domina nuestra vida,

…actúa de una manera un poco fastidiosa, dificultándonos a veces,  aquello que de forma consciente queremos hacer o conseguir. Como superar una ruptura.

Podemos estar poniendo toda nuestra fuerza de voluntad para realizar este cambio necesario en nuestra vida

y sin embargo, el proceso está siendo más duro de lo normal, se esté alargando demasiado o no conseguimos salir de ese estado anímico y emocional en el que nos encontramos.

¿Por qué?
Porque a nivel inconsciente y energético quedan aún pendientes cosas que liberar, emociones que gestionar, vínculos que cortar, creencias que trabajar y eliminar, corazas que quitar…

Somos energía. Nuestras emociones y sentimientos son energía. Y cuándo no hemos gestionado bien, porque no nos han enseñado y porque hacemos lo mejor que podemos con lo que sabemos,

todo lo que hemos experimentado antes, durante y después  de la separación queda atascado en nuestro sistema energético, dificultando la superación de esa etapa.

Te pondré un ejemplo.

Recuerda cada vez que tuviste una discusión con tu pareja, cada vez que intentabas explicarle tu punto de vista, cada vez que sentías que no te comprendía, cada vez os echabais algo en cara, cada vez que habéis intentado llegar a un acuerdo,

cuando en los ratos que estabas a solas tu cabeza no paraba de revivir situaciones o conversaciones, cuando empiezan a surgir los “¿Y si…?”, si hubiera hecho esto o aquello, si hubiera dicho esta frase en lugar de esta otra…

Ahora imagina todas las emociones que en esos momentos estabas sintiendo, algunas incluso sin ser consciente de ellas, como

rabia, ira, incomprensión, enfado, culpa hacía el otro y hacía ti mismo, frustración, sentimiento de fracaso, amargura, pena, tristeza, sentimiento de pérdida…

como pelotitas de diferentes tamaños según su intensidad que si NO se han gestionado bien emocionalmente, quedan atascadas en tu sistema energético.

La imagen sería como si nos metiésemos en una piscina infantil de bolas y al salir se nos quedasen pegadas decenas de pelotas de colores al cuerpo.

Esta es la segunda parte del video sobre el Duelo de una Separación:

Esto es lo que llamamos bloqueos emocionales. Pero a nivel energético hay otros tipos.

Tipos de Bloqueos/Cargas Emocionales

PRIMERO

Por ejemplo las promesas o contratos inconscientes. Éstos no tienen por qué generarse exclusivamente en el momento de la separación ya que pueden darse a lo largo de la relación, pero sí pueden influirnos a la hora de superar la ruptura y en nuestra vida tras esa relación.

Frases como “Sin ti no puedo vivir”, “Siempre seré tuyo”, “Siempre te querré”, “Estaré contigo toda la vida”, “Nunca te dejaré”, “Hasta que la muerte nos separe” (esta es tremenda)…

Son sólo alguna de ellas pero hay tantas como personas… y contienen una carga energética que queda registrada en nosotros a nivel mental, a un nivel profundo del inconsciente a modo de auto limitaciones.

¿Cómo superar más fácilmente una ruptura si energéticamente tengo grabado que “No puedo vivir sin ti”?

SEGUNDO

Otro bloqueo energético muy común que se da por la convivencia con otras personas son los vínculos.

Son como hilos o cuerdas que nos unen energéticamente al otro y por los que circulan todas las emociones de rabia, odio, ira, celos… que hemos sentido hacia esa persona,

o también a la inversa, emociones que esa persona ha sentido hacia nosotros  y que de forma inconsciente y energética nos mantienen unidos.

Cuando cortamos estos vínculos, toda esa carga emocional desaparece y somos más libres.

Cuándo cortamos el hilo que nos conecta a ambos, no cortamos la relación que tenemos con la otra persona, sino que liberamos todo lo que por medio de ese vínculo nos mantiene unidos y que nos está perjudicando.

La relación entre ambos cambia por completo, nuestro modo de interactuar con la otra persona da un giro ya que ahora no estamos reaccionando desde esos hilos que nos unían.

Éstos son sólo algunos de los posibles bloqueos emocionales y energéticos que se han podido generar en nosotros tras una ruptura.

Como ya os he comentado, depende de las circunstancias de cada uno, pero cuando la relación se ha terminado de una forma traumática el “número de pelotitas” en tu sistema energético es mayor

y puede hacer que el proceso de superación y duelo se alargue o no se supere correctamente.

 

¿Para Qué Liberarnos?

Liberar estos bloqueos, literalmente quitarnos de encima todas esas pelotas que lo único que hacen es que no tengamos más claridad mental y emocional,

hace que no actuemos y reaccionemos en nuestra vida en base a ellas y  que podamos tener más perspectiva, serenidad y calma.

“Eviten trasladar el sufrimiento de momentos pasados a los momentos presentes. No prolonguen innecesariamente su sombra”

Ramiro Calle

 

¿Cómo ir limpiando todo esto para acelerar el proceso y superar esta etapa cuanto antes?

4 EJERCICIOS PRÁCTICOS Para Liberar

 Voy a darte algunos prácticos ejercicios para que a nivel energético puedas ir liberando estos bloqueos.

1º:

Para mí uno de los básicos por su sencillez y eficacia.

Cuando te sientas prisionero de un estado emocional de miedo, angustia, preocupación, ansiedad… realiza este ejercicio para ir liberando todo esto y cambiar los patrones energéticos subyacentes.

  1. Con los dedos de una mano golpetea (da golpecitos) el dorso de la otra mano, a medio camino entre la muñeca y los dedos, donde se juntan el anular y el        meñique. Continúa haciéndolo durante aproximadamente un minuto mientras             respiras profundamente.
  2. Puedes repetir el proceso en la otra mano.

Este punto pertenece al meridiano del triple calentador que regula la reacción de lucha o huida.

Al golpetearlo justo cuando estamos en ese estado, no solo evitamos que estas emociones de nuevo queden atascadas en nosotros, sino que también se van liberando las ya bloqueadas anteriormente.

2º:

Cuando estés muy anclado en el pasado y continuamente estés recordando episodios traumáticos para ti, puedes realizar este ejercicio.

  1. Concéntrate todo lo que puedas en el recuerdo que te está generando ese estado emocional. Lo ideal es que lo sientas cómo si lo estuvieras viviendo en ese momento.
  2. Apoya una mano sobre tu frente y la otra en la parte posterior de tu cabeza. Respira profundo durante                 aproximadamente 3 minutos.
  3. Puedes repetirlo las veces que sean necesarias. Dependiendo de la carga emocional es muy posible que con una sola vez no sea suficiente.

La polaridad entre las manos crea una conexión energética entre la parte anterior y posterior del cerebro, generando un efecto calmante sobre los puntos del miedo del meridiano del riñón.

Esta técnica va desactivando el impacto emocional del recuerdo, rompiendo los enlaces entre lo sucedido, las emociones  y nuestra respuesta defensiva.

3º:

Aunque recomiendo realizar este proceso acompañado de un terapeuta por todo lo que se mueve energética y emocionalmente

y porque consta de varias fases, una parte importante para ir cortando los vínculos que nos unen con otras personas es la de ESCRIBIR. Sobre todo si eres introvertido y te cuesta expresar tu emociones y sentimientos a los demás.

Cada día dedica al menos 10 minutos a escribir todo, absolutamente todo lo que sientes relacionado con la otra persona. No te cortes a la hora de expresarte, es sólo para ti, nadie va a leer lo que estás escribiendo.

Vacíate literalmente de todo lo que llevas en tu interior. El hecho de ponerlo por escrito ya está generando que se mueva la energía emocional atascada.

Unos días escribirás más y otros te pondrás delante del papel y no te saldrá nada. Es igual, aun así te recomiendo que al menos diez minutos te pongas a ello.

Realiza este ejercicio durante al menos 13 días, pero no te preocupes si necesitas más tiempo, cada uno de nosotros somos diferentes y los plazos no son los mismos para todos.

Emplea el tiempo que tu sientas que es el correcto para ti. Cuando estés listo, deshazte de todo lo escrito. Puedes quemarlos, romperlos, enterrarlos… con este acto simbólico le estamos diciendo a nuestro inconsciente que eso ya no es válido para nosotros.

4º:

Esta no es una técnica o ejercicio en sí, pero que es fundamental a la hora de superar una ruptura y cualquier otra situación en la que nos encontremos en nuestra vida.

Tomar consciencia. Aceptar nuestra parte de responsabilidad en lo ocurrido, no para sentirnos culpables, sino para comenzar un proceso de perdón hacia nosotros mismos e interiorizar los aprendizajes realizados.

Espero que estos ejercicios te ayuden no sólo a superar esta etapa, sino en tu día a día.

Sólo una cosa más… Quiere y cuídate mucho, se permisivo contigo mismo esos momentos en los que sientes que te pierdes… Y si necesitas ayuda, atrévete a pedirla.

Ana Calderón

Terapeuta Energética

Despedida para Liberar-nos

Ya, por fin me despido con este poema que surgió de indagar interiormente en mis BLOQUEOS EMOCIONALES EN LA SEPARACIÓN:

El bloqueo es una invención,

Reacción sin razón,

Parálisis de la emoción.

Respira profundamente

Y sé consciente.

GRACIAS.

Te recuerdo que yo traté de manera indirecta el tema que hemos profundizado hoy en el artículo de este blog:

Desconecta las 5 Emociones Básicas que te impiden ser Creativo

No dudes que estoy para ti, tengo el kit salvavidas para padres náufragos emocionales y el entrenamiento para “jalarte parriba” en momentos de bajón en tu relación paternal.

Te ofrezco UN TIEMPO Y ESPACIO para que puedas ver la ruptura y crisis como una historia a superar, permitiéndote con mi ayuda escribir tu nueva vida.

Reserva ya una Sesión(Conéctate Y Encuentra tu Norte). Por tan sólo 15€ (oferta de la semana).

La CONEXIÓN es la Solución a muchos de tus bloqueos, sabotajes y dolor para crear tu nueva vida con amor.
Agenda ya>> www.miguelangelcervantes.net/agendar

Miguel Ángel Cervantes.

Ayudo a Hombres Divorciados y Padres Separados

en su “borrón y cuenta nueva” a escribir su historia con paz

para conseguir su vida próspera y feliz.

Los Valores de un Padre Divorciado

Paz y Bien. La otra tarde estaba visualizando una posible actividad de senderismo para padres divorciados con hijos, y surgía una y otra vez el tema valor y valores.

En el Cole, al menos a ciertas edades,  los niños tienen que trabajar mensualmente en los valores, y cualquier actividad ha de estar alineada con esos valores.

En ese tiempo imaginado, que es bueno potenciar, había un espacio, después de andar conscientes, para que los niños hablasen de los padres y yo les preguntaba qué valoraban de su papi, papá o padre.

Es un sueño, una proyección de mi imaginación, una película paterno-filial pero creo que es importante. Yo te invito a que les hagas la pregunta como progenitor ¿No quieres saber?

Yo te voy a hablar de 3 valores que habrás de completar¿Por qué? Sencillo, lo mismo que la respuesta de tu retoño, el saber te va a dar seguridad en ti mismo.

Yo lo he pasado muy mal por mis inseguridades, miedos y dudas. Te quedas tranquilo y feliz teniendo claras las cosas. La certidumbre y confianza la capta un hijo.

El valor es lo que te hace rico, próspero, exitoso…, fiable ¿Eso no es lo que quiere un hombre, un padre, un … ¿qué etiquetas te pondrías ahora para pasar de oro a diamante o platino?

Puedes leer este artículo que habla del>>>>> VALOR DE UN PADRE.

Pero no voy a hablar ahora del valor sino de los valores que son los principios por los que se rige una persona, en este caso un padre.

Te voy a plantear 3 valores de una manera distinta (Las 3 C), porque lo que te va a mantener firme como un pilar es la confianza en una existencia valiosa para tu hijo, una vida de auténtico padre.

De momento quiero aportarte este breve video de la psicóloga Silvia Álava que nos habla de  Los cinco valores más importantes en la educación de un niño:

Pero yo a lo mío, o a lo nuestro ¿ok?

1º CABEZA.

El padre piensa. Cuando un hombre se ha separado se vuelve, si no lo es ya, en una cabeza pensante de la nueva familia.

Es muy divertido que los niños le vean como alguien pensador, reflexivo. Verifica cómo te ven, así podrás equilibrar, sabrás qué potenciar de tu ser paternal.

Siempre se ha hablado de la falta de sensibilidad en el símbolo masculino¿es que es incompatible con la razón? Será que en el cerebro no tiene dos hemisferios.

Ah, si, que lo que hay que estar es atento a lo que prevalece ¿piensas en ti, piensas en tu retoño? ¿Qué principio o principios podemos aportarles?

Es obvio que lo que mejor hacemos los padres es guiar, instruir. La buena de Ana Frank dice:

“Los padres solo pueden dar buenos consejos o ponerlos en el camino del bien, pero la formación del carácter de una persona reside en ella misma”.

Como somos occidentales y nuestra cultura está formada por la experiencia paternal del mundo judio con Dios.

(La verdad es que hay una diferencia entre la paternidad del Antiguo Testamento y la visión de Cristo. Si estás interesado ya sabes que tienes la Biblia para entretenerte y verificarlo.)

Me gusta lo que dice o puede decir un hijo de Dios a su Padre ¿quieres que tu vástago te diga…?…

Un padre, no lo olvides, enseña a pensar, a reflexionar, a utilizar la cabeza. Está para acompañar en esas noches oscuras del alma o de malos sueños de la razón.

Como me decía mi cuñado, que es un modelo de racionalista comprometido, “que te rija el pensamiento, la reflexión, la cabecica”, vamos a ser razonables.

 

2º CORAZÓN

Para mí es importante el corazón restaurado de un padre tras la separación.

Un corazón roto tiene valor, pero si los pedazos se han pegado con oro, y el cariño de un hijo,  es el principio cordial el que te va a mover sí o sí.

Educar en la gestión de las emociones y sentimientos es todo un reto si antes no has apadrinado la atención al corazón, al sentir.

Quiero invitarte a que leas un artículo muy interesante de Victoria Montoro, para no repetirme en lo dicho por grandes especialistas, como psicóloga infanto-juvenil escribió “Cómo ayudar a gestionar las emociones de los niños”.

No sé si te ha pasado por la cabeza que te gustaría cubrir todas toditas toas las necesidades de tu retoño.

Si te miras a ti ¿qué es lo que echas de menos, qué es lo que echas en cara a tu progenitor masculino?

Yo consigo ser y sentirme realizado cuando abrazo, junto pecho con pecho y respiro al unísono en un tierno e intenso círculo de atención plena, a mi hija. Eso que  nos llevamos.

Mi abrazo tiene

La metáfora que une,

El hecho explícito

Que conecta el poder

De ser uno con otro.

Toca ya ser sensible, dotar de energía amorosa a nuestro gesto de adulto serio y responsable. Necesitamos generar afecto, dar y recibir.

Obsérvate y ten en cuenta lo que dice Clea Danaan:

“Abrir nuestro corazón y nuestra sensibilidad, sin embargo, es una de las maneras que tenemos de conectar con los demás”.

Y con esta frase pasamos a la siguiente clave, el principal valor.

Te habrás dado cuenta que este blog habla de “Conecta y Crea”, es la mejor forma, confortable y placentera de ser y vivir.

 

3º CONEXIÓN

El valor de conectar contigo primero, alinear tu sentir con tu pensamiento y tu cuerpo para poner todo el alma en el amor que has venido a dar, se me hace fundamental.

¿Qué es amar sino conectar entregando lo mejor de ti? ¿Crees que un hijo quiere algo más que ser amado sin reservas?

Cuando descubrí esta cita del bueno del profeta Isaías parecía que me indicaba el camino de la paternidad, yo quiero ser, quiero darme cuenta que soy, mejor dicho…

“Porque una criatura nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Estará el señorío sobre su hombro, y se llamará su nombre «Maravilla de Consejero», «Dios Fuerte», «Siempre Padre», «Príncipe de Paz».

Disculpa que me ha dado por llorar. Vaya tontería, como si te hubieras dado cuenta que me he quedado parado y sintiendo cada uno de los adjetivos o etiquetas con los que conectar.

Ya te dije en un artículo anterior esa famosa frase de: eres un señor, digan lo que digan eres todo un caballero: un buen padre.

Tu hijo quiere de ti fortaleza para sentirse seguro, tu paternidad y paz, además de amonestaciones y lecciones.

El valor de la conexión es lo que amalgama la cabeza y el corazón. Por un lado como padre conectado con su hijo quiero lo mejor para él.

Como padre sintonizado en el amor, fusionado en el silencio, hago el sacrificio de la entrega,

y observo quién es, como es, por sí mismo, le permito expresarse, le suelto;

unido por un hilo invisible de energía amorosa estoy presente en su ser.

¡Qué mejor consejo le puedo dar! ¿Cómo puedo acabar esto de la conexión si no es con un poema simple, sencillo, contundente?

Conecta contigo,
Conecta conmigo,
Conecta con todo.

El valor del padre es: que tiene como obsesión el estar y sentirse conectado.

Si el progenitor consigue estar convencido de su conexión y accede a la sincronía interna con la energía del hijo, va a experimentar la paternidad divina, integral o universal.

Valores percibidos por el hijo o hija. Somos responsables de trasmitir los principios del verbo vivir…conectados.

Antes de acabar mi propuesta te invito a que leas este artículo de la revista Mejor con Salud que habla de>> Los 4 Valores Más Importantes que Transmitir a tus hijos.

 

Conclusiones

Verás que tienes realmente una lista de valores larga, yo he hecho una simbiosis, por esto de la primavera.

Los principios que rigen, ordenan y dan sentido a la vida, en los que puedes poner foco para ser mejor padre que la mejor versión de ti mismo

Pilares, claves o consejos en este blog sabes que hay, me permito recomendarte, si no los has leído ya un par de artículos donde entrego lo mejor de mí para ti:

El Confiar es un pilar fundamental:  Tres Formas De Generar Confianza

Y el siguiente, fue con el que comencé esta nueva andadura, por si no lo has leído:

Tres Claves Para Llevar Una Paternidad Creativa.

Y para que te quedes con buen sabor de boca he escrito desde el alma empatizando contigo este haiku que espero te inspire:

El padre da
Valores de valor
Al rehacerse.

GRACIAS
Estoy para ti, tengo el kit salvavidas para padres náufragos emocionales y el entrenamiento para “jalarte parriba” en momentos de bajón en tu relación paternal.

Te ofrezco UN TIEMPO Y ESPACIO para que puedas ver la ruptura y crisis como una historia a superar, permitiéndote con mi ayuda escribir tu nueva vida.

Reserva ya una Sesión(Conéctate Y Encuentra tu Norte). Por tan sólo 15€ (oferta de la semana).

La CONEXIÓN es la Solución a muchos de tus bloqueos, sabotajes y dolor para crear tu nueva vida con amor.
Agenda ya>> www.miguelangelcervantes.net/agendar

Miguel Ángel Cervantes. Ayudo a Hombres Divorciados y Padres Separados

en su “borrón y cuenta nueva” a escribir su historia con paz

para conseguir su vida próspera y feliz.

La CULPA, Cómo Desactivarla (1ªParte)

Paz y bien. Este artículo surge porque en la semana me comprometí a desarrollar un poco más el tema de la culpa en un….,

…iba a decir divorciado o separado, pero digo persona que toma decisiones con consecuencias en una ruptura o crisis o cambio traumático o duelo por el alejamiento de un ser querido.

En el último mes he tratado el tema de la culpa y culpabilidad en mis redes sociales. De hecho voy a reciclar lo que dije, por si no me sigues y así te animas a hacerlo.

La culpa es un pensamiento y una emoción que nos brota sin esperarlo tanto si eres protagonista o víctima de la decisión de mejorar tu vida, de superar una circunstancia o pérdida personal  material.

En el título te hablo de desactivar. Lo tengo bastante claro y hay que ser consecuente. Te lo digo porque cuando se está hundido, sin fuerza, negando y maldiciendo es difícil comprender que se puede desactivar la culpabilidad

-con toma de decisiones

-con tomas de conciencia

Te comenté que mi obsesión es la paz junto con el bienestar tanto personal como de todo aquel y aquello que me rodea. Vaya.. cadena de conjunciones que facilitan la disolución y des-activación de los mecanismos que nos castigan.

Te voy a dar 10 tips que espero te ayuden a tomar decisiones una vez que hayas puesto conciencia. En esta primera aproximación

5 Tips y un paréntesis

Recuerda que en el artículo de la semana pasada te decía que

>no eres culpable

>>por favor, no te sientas culpable

>>>y digan lo que digan te comportas como un señor y un buen padre.

No permitas a la culpa. Si tienes tiempo y ganas esta conferencia (PINCHA)>>>  LA CULPA ES ALGO QUE PERMITES de Javier de Pablo te lo va a dejar claro.

 

 

Hace años que quité la palabra CULPA de mi diccionario, este borrado no ha sido suficiente.

Vamos a tomar conciencia de lo que quiere decir y comprender de qué nos habla, su otro sinónimo que nos da protagonismo, nunca victimismo.

Quiero que sepas que si estás en crisis o en plena ruptura tus sentimientos son los que son. Sólo date cuenta de que es un pensamiento sobre ti por estar en esta cultura judeocristiana ¿de qué eres culpable, culpa de qué, culpable para quién?

Mira la otra cara de la moneda ¿quién te hablo de la culpa?

Es muy posible que empieces a atar cabos y a dar crédito o no a quien te hizo creer o sentir culpabilidad…, por lo que sea.

 

Te invitado alguna vez a que practiques la meditación y el mindfulness. Es muy sano, es un entrenamiento para lo que la mente te vende al respecto, este poema ¿a ver qué te dice?

Ojito con el virus. Meditar con culpa o sentirte culpable meditando porque estás haciendo algo supuestamente inútil, es algo a lo que te vas a enfrentar. Jejeje, como la vida misma.

El para qué, qué voy a sacar de este tiempo perdido, o el no controlo la cabeza y me siento fatal, me castigo, me doy cuenta de lo malo malísimo que soy, etc;

lindezas de tu mente y discursos para sentirte culpable de hacer o no hacer, de ser o no ser, de parecer o no. El ego te quiere dejar permanentemente en la inconsciencia ¡Atención, atención, atención!

De verdad, puedes hacer caso y no meditar, no entrenar la atención en lo que dices o haces pero date cuenta de que lo que te dice la culpa es que de algo no te has hecho responsable, algo no has hecho sabiendo o sintiendo lo que haces.

Pues no te castigues, toma nota y mira a ver qué haces en automático, y no te creas toda la basura que te echas encima discurseando con tanta culpa.

Si fueras chino no sabrías ni que es eso de la culpa, por lo tanto ¿qué tiene de cierto el concepto?

 

El dedicarme a indagar en la culpa, en ese sentimiento incomprensible, me está permitiendo darme cuenta no de lo absurdo y la carga religiosa que tanto nos enoja sino de la parte positiva.

Es cierto que uso ahora más la palabra responsabilidad pero me estoy dando cuenta de que ya no cargo la palabra culpa con su energía sentenciosa, irracional.

La culpa es “un quiero y no puedo”, un pensamiento limitante ¡liberémoslo de su culpa y penitencia!

No lleves sobre tus hombros cargas vacías. Respira y encuentra tu equilibrio entre el cuerpo, la mente, el corazón y el alma.

Fíjate en lo importante del mensaje oculto de esta palabreja. Si no quisiésemos armonía en nuestra vida no aparecería ¿para qué?

 

Todas las semanas tamizo el tema que quiero indagar por la sabiduría de la Biblia. Me da “cosita” estar tocando la culpa, tiene su morbo.

Es en el Libro de los libros de la Cultura occidental donde la palabra culpa es reina, es un ídolo de barro, un becerro que nos hace borregos.

Pero como bien sabes que hago, no voy a dar espacio a una palabra que pretende hacerme lo que no soy, es cuestión de responsabilidad.

Esto me da protagonismo y no la culpa que lo que te hace es culpable, dependiente, un secundario sin lujo en una película que no es tuya.

He optado, como habrás leído, por una cita paulina, neo-testamentaria que invita a responsabilizarme de mi ser y mis actos.

No necesito que nadie borre mi culpa ni nada que no es mío. No quiero ni me quedo con ningún regalo que me culpe.

 

Te invito a que te tomes el pensamiento de culpa de otra forma. Cuando te sientas culpable, para y mira atentamente en qué has de poner foco, dónde vas a poner atención.

Si hay culpa reconoce el amor que eres y hazte responsable de tu vida y acción para ser feliz y encontrar paz.

No es preciso echar balones fuera, no vas a perder el amor que eres, y si pierdes el amor de quien supuestamente te ama, descubrirás que como mucho “te quería”. Tu felicidad no depende.

Repara, arregla, sana, cura… eso de lo que te acusa y condena la culpa. Si lo miras así, verás que es una bendición tener estos delatores tan “tiquismiquis”.

 

TIEMPO DE DESCANSO,

BREAK de la culpa o KIT-KAT

Quiero abrir un paréntesis.

Un domingo a finales de abril escucho en la misa unas lecturas que me ayudan a entender la culpa, sin que hablen de ella. Me sorprende. Ya sé que no son citas de personajes relevantes de oriente o pensadores occidentales.

Soy así, no me hace daño la verdad cuando no tiene remedio. Ese domingo caminando por el monte, antes de llegar a una ermita me preguntaba en plural (pensaba en ti y en esos hombres sufrientes con las separaciones de todo lo amado y querido hasta entonces).

¿Nos culpamos de lo que no hemos hecho o dicho?

Quiero compartir este fragmento de la 2ª lectura (de la misa de hoy) en la Carta de San Juan que habla de estar atentos a la cabecita, a lo que nos decimos, lo que nos castigamos:

<<Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras. En esto conoceremos que somos de la verdad y tranquilizaremos nuestra conciencia ante él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo. Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios. Y cuanto pidamos lo recibimos de él…>>

Vamos a resetearnos y hacer caso a Cristo cuando nos dice (también en el Evangelio de hoy):

<< Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros.>>

Y no sólo eso, acaba diciéndonos la clave para seguir trabajando por tus objetivos, sintonizando con tu misión de vida:

<<Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará. >>

No te sientas culpable, pide a Dios o al universo o a la suerte o a quien estimes oportuno dejar la culpa a un lado.

Ahora en 1ª persona di: Tomo conciencia tanto de lo dicho y hecho como de lo callado y dejado de hacer, en qué me ha cambiado y en que ha cambiado a los afectados por ello.

Mira y apuesta por el bienestar y paz, facilita la realización de tus mejores deseos. Si tienes una experiencia de conexión con la energía crística, confía en lo que te muestre siguiendo la inspiración o intuición ¡libérate de la culpa!

Cierro paréntesis.

Te ofrezco el Audio de una conferencia muy interesante donde Ana Belén Mena te cuenta cómo liberarte de la culpa que te impide ser. Es una hora y media más que entretenida.

 

Acabo ya sin Culpa

Otro día continuaré con los otros 5 tips, que no te quiero echar más culpa dentro, dosifiquemos las fuerzas y el valor para superarte, si quieres estar en paz y conseguir bienestar.

Ya te he puesto un poema breve mío más arriba. Ahora quiero compartirte estos maravillosos versos de José Luis Hidalgo  que nos hablan de ese despertar de la culpa:

Despertar
 
Despierto. Veo luz.
Así ya soy. ¡Me siento
aqui tan nuevo y uno!
Completo soy, entero.
 
¡Dios mío, qué de rosas!
Mis limites comprendo…
Tactos dormidos suben
a flor de carne, cierto.
 
Volverme a mí, así…
¡Mi soledad de dentro!
No sé… Dudo… Respiro…
¡Mis ojos tan abiertos!
 
Mi dolor en la Ausencia
viene con alas. Tengo
ganado el mundo
¡Que frío ya presiento!
 
Quedarme como un río
tendido, largo, cuerpo…
En tránsitos de ausencias
en gritos y en destellos.
 
¡Cerraos ya, mis ojos!
¡Abríos en el sueño!
¡Dulzura del no ser!
¡Nostalgia de estar muerto!
 
Compréndeme tú ahora,
brisa campestre, viento.
¡Recuérdame las formas
y ábreme tus espejos!

 

Ya sabes que el artículo en que se mencionaba la culpa de la semana pasada es:

>>>En el tsunami de la Separacion,3 pilares donde agarrarse

Y en mi blog de mindfulness tengo un post que muestra como superar esto de la culpabilidad:

>>>El mundo me abruma,3 formas de abrir los cielos

GRACIAS

Estoy para ti, tengo el kit salvavidas para náufragos emocionales y el entrenamiento para tirar de ti (y “jalarte parriba”).

Te ofrezco UN TIEMPO Y ESPACIO para que puedas ver la ruptura y crisis como una historia a superar, permitiéndote con mi ayuda escribir tu nueva vida.

Reserva ya una Sesión(Conéctate Y Encuentra tu Norte).

La CONEXIÓN es la Solución a muchos de tus bloqueos, sabotajes y dolor para crear tu nueva vida con amor.

Agenda ya>> www.miguelangelcervantes.net/agendar

Miguel Ángel Cervantes. Ayudo a Hombres Divorciados y Padres Separados

en su “borrón y cuenta nueva” a escribir su historia con paz

para conseguir su vida próspera y feliz.

Cómo Reciclar Tres emociones según Ripalda

Paz y bien. Me ha parecido divertido tratar de nuevo las emociones con un enfoque, cuanto menos curioso, de nuestra época de la E.G.B. o anterior. Me estoy sonriendo porque puedo ver la cara que has puesto.

¿Recuerdas el Catecismo de Ripalda? Creo que cuando nací hubo Concilio en el Vaticano y cambiaron cosas (este cuadernillo piadoso y funcional fue una de ellas) pero durante siglos se aprendieron aquellas enseñanzas en forma de diálogo.
Dicho lo cual vamos al lío. Eso de reciclar pecados capitales o emociones supuestamente negativas para nuestro bien, nos lo pone Ripalda a huevo. He elegido tres emociones de las que disfrutamos en mayor o menor medida tú y yo.
Quiero que meditemos un poco en la soberbia y en su emoción contraria: la humildad;
y si eso nos parece poco va a ser interesante tratar la ira y de su contrapeso la paciencia; para acabar con la pereza y lo que ha de procurarse uno inyectar para levantarse: diligencia.
Esta palabra queda bonita (celo es un sinónimo que me gusta) pero no es muy usada actualmente, a mí me gusta aplaudir mientras digo ¡acción, acción, acción! O agilidad y eficiencia.
Como ves no voy a inventar mucho, el reciclaje ya está hecho, solo has de poner conciencia y atención, foco dirían los coach. Y tus palabras por si te da mal rollo el tio Ripalda. Vamos al reciclaje:

Reciclando Emociones  1ª SOBERBIA

¿Quién no es un poco soberbio? El problema a la hora de crear y escribir es que te ciega un poco. La gloria y el éxito está muy bien pero ¿qué hay en tu fondo, qué te sostiene?
Hay quien apuesta por su esfuerzo, dedicación, estudio, “suerte”, y yo añadiría la frase “estar tocado por los ángeles”.
No olvidemos que uno se puede construir a sí mismo pero hay algo en lo que si caes tu imagen y persona se resiente, es la prepotencia. Da igual que te guste el deporte o no pero tienes dos imágenes bien distintas, la de Cristiano Ronaldo y de Messi, o la de Indurain y de Eddy Merckx…

Aprovechemos ese punto de amor a nosotros mismos y tengamos la valentía de mostrar al mundo lo vivido, lo que desde el corazón te hace grande. Sin vergüenza y sin desafío, con el equilibrio de una sonrisa y la certeza que da el silencio. Crea, escribe, comparte.

 

Quiero compartirte un artículo interesante: El Valor de la Humildad Cotidiana.

Reciclando Emociones 2ª IRA

Esta emoción de la Ira es invasora y conflictiva. Te confieso que más de una persona a mí me ha captado esta energía cuando escribo. Yo no me lo podía creer.
Creo que si me vienes siguiendo sabrás que me gusta mucho el cantante cubano Silvio Rodriguez. Siempre me revolvió mucho esa canción donde describe la rabia y lo que se dice a sí mismo, el tema es Días y Flores, gózalo si paras ahora y lo escuchas.
Si la ira te hace poner todo tu empeño en conseguir tu objetivo, bienvenido sea. No es cuestión de prisa sino de intensidad.
Se fuerte en la quietud, no cejes en el empeño, si estás enojado fuertemente es porque la excelencia te abruma. La paciencia todo lo alcanza decía la santa, el sostén es esa energía iracunda que te motiva.
He de confesarte que cuando escribo poesía no siempre sé lo que escribo. Esto que parece absurdo tiene sentido porque lo que hago es pasar la experiencia por un tamiz y surge la frase o el verso.
Recordé que un día fui a una conferencia sobre el Eneagrama, y una amiga me dijo que utilizaba esta técnica terapéutica como instrumento.

Y escribí esto sobre la ira. Reconozco que tengo mucha paciencia pero cuando me sobrepasa la ira me pongo intratable, no negocio, voy con mi certeza para adelante. Este es el poema: 

<<Vengo con toda mi ira,
Porque la tengo.
Estoy con paciencia.>>

Realmente lo que quiero decirte que es que te des tu tiempo, por ejemplo para escribir (cuidado con los objetivos que te pones, sé cauto, motívate usando un poco de rabia).

Observa cómo la ira se sirve de la prisa y la precipitación. A ti lo que te toca es encontrar tu ritmo.
Y para acabar

Reciclando la Emociones 3ª PEREZA

No sé a ti, pero a mí me da pereza muchas cosas. Yo pensaba que no era perezoso. La pereza puede ser hasta la madre de la procrastinación.
Cuando me entero que se puede reciclar con la diligencia me entra la risa. Me viene una película del oeste.
Y me digo “esta metáfora, por otro lado está bien”, porque indica dos cosas importantes. Ya que vas a algún sitio puedes ir cómodo en la cabina, contemplando o puedes ser el que lleve las riendas. No me digas que no mola un poco de acción y si vas sin “anteojeras” mucho más.
“La diligencia (según la Wikipedia), en sentido más alto, es el esmero y el cuidado en ejecutar algo. Una prontitud de hacer algo con gran agilidad tanto interior como exterior. Como toda virtud se trabaja, verdaderamente poniéndola en práctica.”
La psicóloga Isabel Serrano en un artículo publicado en el diario El Mundo nos da Tácticas para luchar contra la pereza.
Frente al no esfuerzo, que me las den todas, está lo que todos entendemos por ser pro-activo. Para ello hay que pasar a tomar pequeñas acciones que nos empujen disfrutando de lo que somos y hacemos. 
Por ejemplo: antes de escribir un libro, que sólo de pensarlo entra más que pereza, podemos escribir un tweet, un post, un artículo, etc. Eso sí, pon un poco de esmero, de tu luz.

Bueno, al hilo he visto con claridad este regalo que te hago para que lo medites:

La luz que surge desde aquí
Será la sombra de aquel.
La hoguera interior transforma
La oscuridad o la piel.
Nuestras otras intenciones
Que se ocultan en papel,
Tal vez palabras antorcha
Como si fueran de miel.
Tal vez nublarán las mentes
Y el sentido como la hiel.

GRACIAS

Por cierto, en este blog ya hemos hablado alguna vez de las emociones
P.D.: Tienes la opción gratuita y enriquecedora de una Sesión 100 (Conéctate Y Encuentra tu Norte) si aún dudas que en la conexión está la solución a los bloqueos, sabotajes y miedos a la hora de crear tu historia, después de una ruptura o crisis.
Miguel Ángel Cervantes,
Coach para Hombres Divorciados y Padres Separados.
Te Ayudo a Superar los Conflictos de la ruptura y separación, 
con Herramientas Prácticas que te facilitan 
el poder reescribir tu nueva historia con paz y bienestar.