Los 3 Virus de la Creatividad ¿Cómo combatirlos?

PAZ Y BIEN. Hoy quiero escribirte de la creatividad infectada. Nos vamos conociendo y sabes que no me gusta esto de ir a la contra. Cuando me quiero poner las pilas busco algo inspirador. Aunque no sé catalán me encanta cómo Lluis Llach nos mueve a hacer ese Viaje a Itaca:

 

He estado tanto tiempo siendo reactivo (o incluso ajeno a los problemas, en plan “pasota”) que cuando me doy cuenta que rechazar/negar o batallar no lleva a nada, se me ocurre este asunto de combatir unos virus perniciosos para la creatividad.

 

Podría haberme propuesto hablar y manifestar en el encabezamiento los antídotos a los virus de apoltronamiento, relaciones tóxicas, y fe en el ego. Estos son los que he padecido y de los que he aprendido para tener creatividad. Te cuento.

 

1er. Virus de la creatividad: Apoltronamiento

Esto de que no se tiene tiempo, o que supone un esfuerzo el hacer o realizar una acción, es fruto de la comodidad.

 

Engañarnos con que se nos dará la creatividad sin facilitarle el momento y la presencia, creer que desde la pasividad podemos construir nuestro futuro, encontrar nuestro mensaje y ponernos a escribirlo, va a ser que no cuela.

 

Hay un artículo interesante de la coach Aida Baida que trata de Cómo romper con la rutina diaria. Está viene que leamos y escuchemos al respecto para ver cómo nos resuena y qué podemos poner en práctica y potenciar nuestra creatividad.

 

Comulgo con el bueno de Chuck Norris cuando dice: “El moverse con y no contra la energía puede abrir los senderos creativos de la mente”.

 

Es evidente que sólo con una actitud proactiva, alimentando la inspiración en el silencio, analizando y digiriendo los aprendizajes de la vida nos dan la clave del enfoque a nuestro favor.

 

Es una fenomenal manera de contrarrestar la apatía, la desgana, el ensueño soporífero de la baldía depresión creativa. Miguel Ángel de Miguel lo dice con meridiana claridad:

 “Si quieres ser creativo, concéntrate o «entretente» con algo que te estimule; entonces la creatividad y la espontaneidad aparecerán con todo su esplendor (en la vida o en el arte);

pero sólo después de haber dado algún rodeo…para entrar por la puerta de atrás…mediante algún iniciador u «objeto de atención» y que puede ser variable, según actividad requerida, pero en el que te has concentrado, entretenido o caldeado antes.”

 

Se puede decir más alto pero no tan contundente ¡espabila! Permite que brote la creatividad en ti, atrévete a llevar a cabo lo que quieres plasmar o escribir, concéntrate, pon foco y acciona ¡muévete hacia la felicidad comunicativa!

 

Yo te recomiendo que decidas una rutina divertida y entretenida que te vaya calentando los motores, no solo de la mente, también del corazón.

 

Virus de la creatividad: Relaciones tóxicas

No solo hablamos de con quién te relacionas sino con qué pensamientos y emociones interaccionas.

 

Los venenos del ego y de las personas de «malagüero» son también relaciones tóxicas, tanto como todo lo que nos «amorma» o nos deprime de nuestro día a día (la televisión, las noticias…)

 

Me parece interesantísima esta reflexión de Alejandra Ellena, y por ello te la comparto:

“Elegir buenos amigos, y eliminar de la vida los amigos, conocidos, o contactos negativos, así se definen hoy las acciones inteligentes, en las que decidimos que no debemos ser amigos o buscar relacionarnos con gente que es negativa, rencorosa, chismosa, mala o maliciosa.

Si tienes una relación con alguien que todo el tiempo ve TODO MAL, que habla mal de todo el mundo, o sólo gasta el tiempo pensando en cosas negativas, es bueno alejarse prudentemente de esta persona,

y buscar otros amigos, gente que te anime a salir adelante, que te motive y puedas motivar para lo bueno, para el progreso, o tener una linda amistad, que te empuje a acciones que le hacen bien a la vida.

 

Ya vas viendo la solución, busca personas inspiradoras, conectar con aquello que te eleva, oxigena, calma, anima. Lee, escucha, ve eso que te abra a nuevas dimensiones, nuevas posibilidades, nuevas ideas.

 

Alguien o algo que te lleve un poco más allá de donde estás te facilitará ese don a ti, y podrás ser tú el que “jale parriba” a los demás.

 

Sé inteligente, la creatividad no es sólo una forma eficaz de relacionar lo que sabemos y aprendemos, también implica con quien o con qué te relacionas para enriquecerte, para mejorar ¿Por qué no lo escribes?

 

Quiero compartirte un video estupendo que nos habla de los antídotos para lo tóxico. Me encanta conocer a grandes comunicadores como Carlos Fraga que se explican tan, tan bien. Atiende este video

Virus de la creatividad: La Fe en los malos discursos de la mente,  en el ego y sus pláticas cansinas internas.

 

Los personajes que nos formamos o mejor dicho, crea el ego para comernos la cabeza, ofrecernos la zanahoria o bloquear nuestras decisiones y acciones nos sueltan sermones muy convincentes.

 

Es preciso no dar crédito más de lo necesario a los rollos que nos contamos en los descuidos y desatenciones, que nos sacan del camino de la creación consciente e inspirada.

 

Esto es lo que nos dice el especialista en el ego Juan Carlos Rodríguez:

“El ego nos hace sentir separados de la fuente creadora, creer que vivimos una dualidad donde siempre hay algo mejor, algo opuesto, algo que no tenemos, algo que no somos,

para que luchemos constantemente en la vida para conseguirlo y de esta manera obtener aprobación de los demás.”

 

El antídoto está en trascender el ego, hacer oídos sordos, poner foco en la verdadera misión y propósito revelada en tu interior, con la que sientes la certeza de tirar para adelante sin miedo.

 

Me gustaría que siguieses los consejos de Srinivas Arka:

“Pon en forma el cuerpo, ama la mente, expande el intelecto, da una lección de humildad al ego y libera el corazón.”

 

Conclusiones

No hace mucho escribí un artículo en el que hablo de estos mensajes del ego- Les doy cumplida contestación en el artículo, que si quieres leer, puedes pinchar aquí>>  Leña al Mono que es de Goma

 

Aparte de los tres virus que he padecido a la hora de escribir y te he contado, ves lo que he aportado de mi cosecha (como has leído no tanto como otras veces) y que remato con este poema:

Estoy en modo escéptico. La ansiedad controlada

Me da tranquilidad, algo de lucidez.

No sé qué pasará, tampoco me interesa.

 

Ahora sé que no importa cuáles son las verdades

Que convienen a quién. Quisiera con certeza

Sentir y conocer más allá de los miedos

Y egos saboteadores. Me digo para qué

Sirve esta indagación: silencio sinsentido,

Palabras con sentidos…, sosteniendo los actos.

 

¿De dónde parte el juego que la mente gestiona?

¿Desde el modo de estar para llegar al ser

Que justifica todo en algunos movimientos?

 

Del silencio poco puedo decir de momento;

Hasta que no me hable es absurdo estar dando vueltas.

Son sus maneras de responder a interrogantes.

 

Cada cual con sus papeles hace lo que quiere.

La vida merece ser vivida con lo que hay.

La espera no sabemos a dónde nos conduce.

 

Acabo ya  invitándote, si lo estimas oportuno, a aprovechar la opción gratuita y enriquecedora de una Sesión 100 (Conéctate Y Encuentra tu Mensaje).

 

Si aún dudas que en la conexión está la solución a los bloqueos, sabotajes y miedos (virus de la creatividad, a la hora de crear tu historia, proyecto, libro, conferencia, terapia…

¡¡¡Agenda ya!!! Has Clic Aquí

Miguel Ángel Cervantes Almodóvar. Mentor de Escritura.                         

2 comentarios en “Los 3 Virus de la Creatividad ¿Cómo combatirlos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *