Leña al mono, que es de goma ¿Te atreves?

¿Te vas a atrever?

Ya va siendo hora. Llega el fin del año y todavía no te has decidido por hacer realidad tu sueño. Y esperas, eso pienso yo, que haya alguien que te “jale parriba”, que ese alguien sea yo y que lo haga de manera amorosa  ¿Te quieres atrever corazón?

Mensaje cañero

Me sorprendió el mensaje tan maravilloso que me mandó, por mi Cumpleaños, la buena de Marcela: “te pido que existas 51 años más, para poder seguirte en cada castaña que me pegas con tus entradas, duelen, a veces, pero son tan necesarias  ya que los despertares son como los gustos, variados y personales, y tú logras hacer que sean reales, que sean auténticos y nuestros. Gracias  por estar!!!”

Lo comparto porque es la segunda vez que una persona me dice que soy cañero, y que gracias por serlo. Nos gusta que nos tensen, y me ha tocado cumplir ese papel, bendito sea.

Dicho lo cual,  y antes que dejes de leer porque no te he hablado de qué monos quiero hablarte. Te digo que hablaré de esos “emojis” inspirados en el sintoísmo, creo, y que son el mono que se tapa los ojos, las orejas y la boca. Voy a darles caña. Si te das por aludida mejor, es que vas por buen camino.

Lo que nos dicen es muy cañero, es inspirativo, EMPECEMOS:

Si te tapas los ojos

es que no quieres ver. Y yo te invito a que veas, que mires.  Creo que es más que significativo el “I see you” de Avatar.

¿Nadie te ha preguntado qué es lo que no quieres ver de ti? ¿Qué no quieres ver del otro? ¿Qué es lo que no quieres contemplar de la vida, la naturaleza, el universo…?

Responde para tener un año nuevo lleno de bendiciones, una lista de personas y cosas para ver, para mirar, para contemplar. Si optas por taparte los ojos ya sabes que te vas a perder todo el amor y verdad de lo que te muestra este sentido.

Honra a aquellos que son ciegos, aprende también a ver como ellos. Perdona a los miopes y cegatones que no ven más allá de sus narices, comprende que para ver y luego poder escribir o crear has de ser una persona de amplios horizontes.

A mí siempre me ha hecho reflexionar Silvio Rodríguez con esta Fábula de los tres hermanos.

Te pido que si tienes un huequecito la escuches a ver qué te vibra, que te enseña de tu actitud en esta vida.

Por cierto no olvides realizar un ejercicio fundamental con vistas al 2018, y que es conveniente repetir cada cuatro meses. Escribe tu VISIÓN, TU PROPÓSITO Y MISION.

Si te tapas las orejas

es que no quieres oír ni escuchar. Y yo me pregunto si no escucho ¿cómo puedo pretender que me escuchen? Me gustaría que activases este dispositivo que vi en un hospital y que es significativo.

Te pido, por favor que te atiendas, que escuches qué es lo que te dice tu corazón, y el ego. Otra cosa será discernir. Pero escucha qué es lo que te produce paz, qué palabras amorosas hace mucho tiempo o nunca te has dicho en el silencio.

Sal al campo, a un parque, una avenida y escucha la vida real y cotidiana, escucha los ruidos y distingue, como dice Machado, “las voces de los ecos, y escucha solamente, entre las voces, una”. A mí siempre me impactó Serrat cuando cantaba este poema del Retrato https://youtu.be/9-2ulJ4ApZ4.

Como ves ya te he hecho dos regalos musicales que te invitan a escucharte y retratarte, a escribirte.

El mono no te puede impedir que cuando hables con otra persona estés atendiendo, escuchando, sintonizando. Tener los pabellones auditivos abiertos como un captador de la verdad del otro, que como bien sabes va a decir más de ti que de él, es condición para facilitar que cuando sea a la inversa no te sientas ninguneado o despreciado.

En los Networking (reuniones de emprendedores) lo que se te pide, como en cualquier otra relación, es escuchar, ser generoso en esa apertura auditiva y mental. Te dejo esta cita de Eloy Sánchez Rosillo:

Si te tapas la boca

Te pregunto ¿es porque sabes que hablas mal? ¿es porque no quieres decir desde tu centro? ¿es porque no quieres ser escuchado o crees que no te van a escuchar?

Me gustaría poderte decir que cuides tus palabras, las que vienen del pensamiento, el sentimiento y el cuerpo, esa sabiduría que brota del alma ¿He de atreverme? ¿Soy un osado al solicitarte que conectes con lo que va a salir de ti?

Que tus palabras tengan más brillo que el silencio, please. Cuando tengas algo que decir debes tener en cuenta que va a ser más potente que tu silencio.

¿Sabes que me dijo mi mejor amigo? “Sé tú, deja la metralleta y vehemencia de tanto decir y ve a la esencia de lo que quiero escuchar yo o quien te vaya a escuchar, enriquéceme con tranquilidad, menos es más certero, joder no dices que apuestas por la paz, dame eso”.

Yo parece que tengo un jukebox metido en algún rincón de mi ser y esta reflexión de mi amigo me llevó a recordar esa canción de 3 Palabras que canta Omara Portuondo>>

¡Para qué más si son más que suficientes!

Me viene a la boca, para acabar,  compartirte mi propósito ¿Por qué? Quiero que fiscalices lo que digo y hago, eso me exige ser coherente. Ahí va: “mi propósito es conectar con la gente e inspirar con mis versos, palabras y voz…en «performances (recitales, meditaciones y «mixes» con música y terapias alternativas), conferencias y talleres para que las personas se sientan valoradas y atendidas consiguiendo la paz que tanto anhelan.”

 

Seguro que te vas a atrever

Como ves, yo no me callo. Y te invito a que tú digas cuando lo que salga por tu boca tenga más valor que el silencio, ese dicho me lo metió en vena mi tía Dolores, y pretendo lo mismo contigo, no soy un ingenuo. Te propongo:

Y te brindo la posibilidad de aclarar ese destino, tu propósito y misión del alma, si quieres en una Sesión 100 (Conéctate Y Encuentra tu Mensaje), que puedes agendar aquí

>>www.miguelangelcervantes.net/agendar

GRACIAS.

Miguel Ángel Cervantes

Mentor de personas inspiradoras y entregadas que están bloqueadas creativamente.

 

 

Un comentario en “Leña al mono, que es de goma ¿Te atreves?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *