¿Dependencia o independencia Contigo? Dos Decisiones Que Debes Tomar

Paz y bien. Este artículo surge de la rabia que me dan tantas canciones que nos alimentan la dependencia en esto del amor. Letras que te entienden como menos uno.

No puedo cuando cualquier canción del pasado o del presente, del rock, del jazz, del pop, o los actuales subgéneros en boga como el regaetón o del trap cuando cantan eso de “sin ti no soy…, sin ti esto, sin ti lo otro…

¿No te han puesto entre la espalda y la pared alguna vez con un estás conmigo o estás contra mí? Porque es el remate al “sin mí no eres nada, que si no se lo compras te disparan este ultimo cartucho.

¿Puedes crear una vida diferente sin él o ella? ¿Dependiendo de su aprobación o desaprobación? ¿Dependiendo de lo que te dan o te quitan?

Últimamente he de reconocer algo que no me gusta, y es que me digan o me de cuenta de que soy dependiente, no me perdono serlo. Aunque he tomado conciencia y estoy en vias de solucionarlo.

Me costó reconocerlo, como hombre eso está muy mal visto. De hecho la mujer está desde hace mucho tiempo luchando por su independencia en todas las áreas de su vida, y el hombre sólo cuando tiene una crisis y un profesional al que acude, porque ya no tiene o ve remedio, le habla de algún tipo de dependencia.

Además normalizamos ciertas dependencias. Yo hoy hablo de la dependencia emocional o de relación de pareja.

 

LA DEPENDENCIA: UN MAL PLAN

Hace poco leía a Walter Riso y me quitó un peso de encima. Yo en su día decidí anularme como pareja, mi nivel de conciencia e inmadurez no daba en aquel entonces para más. Y corroboro lo que explica esta cita:

“Depender de la persona que se ama es una manera de enterrarse en vida, un acto de automutilación psicológica donde el amor propio, el autorrespeto y la esencia de uno mismo son ofrendados y regalados irracionalmente.”

Puedes escuchar esta breve entrevista al psicólogo Walter Riso habla sobre Dependencia Emocional

No me gustaban los Beatles en su día hasta que empecé a oír a Lennon y leer algunos de sus pensamientos, supongo que surgidos de su relación con el grupo y con su pareja Yoko:

“Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece llevar a sus espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta”.

Yo a raíz de eso experimenté que no soy valenciano ni cítrico (jejejemmm). La vivencia con una mujer con la que compartí mi amor durante unos años (en mi pos-divorcio) escribí el paradigma de co-independencia a nivel de relación con otra fruta, que es este:

Soy una cereza.

Crezco con otra cereza.

Estoy unido a otra cereza.

Yo tengo mi forma similar.

Yo soy yo con mi hueso,

La otra cereza tiene su hueso.

Es como un espejo.

Siempre rozándonos,

Engordando, madurando,

Creciendo a la vez.

Yo aquí, tú ahí;

Los dos pendientes de un hilo.

 

SENTIMIENTOS DE DEPENDENCIA

Vamos a avanzar, ver cómo te puedes sentir “sin ti” o verificar cómo te has podido sentir. Me parece bastante exhaustivo el listado que nos enumera la canción de Joaquín Sabina: Asi estoy yo sin ti:

extraño, torpe, absurdo, oscuro, vacío, negro, febril, perdido, huraño, triste, vencido, lascivo, furtivo, inquieto, errante, quemado, solo, inútil violento, engañado, amargo, macabro…

Te rogaría que cambiases de gustos, no musicales, pero sí de canciones que lo que te pueden hacer en una situación de duelo o ruptura en ahondar más en la herida.

Estos sentimientos de náufrago tras una separación se sustentan en la pérdida. Un náufrago se siente perdido, está perdido, su mente salta buscando un flotador, buscando un faro, una oportunidad de salvación.

En el Centro de Psicólogos de Granada Nicolás Moreno escriben un blog y han compartido un artículo interesante que puedes leer: Claves para superar la dependencia emocional a la pareja

 

DECISIONES DE NO DEPENDENCIA

Me gustaría proponerte que pares, tomes papel  lápiz o cualquier dispositivo donde puedas escribir una lista similar a la que yo he hecho.

Si reconoces que no pasa nada por haber dependido alguna vez o durante algún tiempo de otra persona, de tu pareja,

…Que te has dado cuenta, que ya no tienes por qué juzgarte, vamos que como dirían en algún ámbito espiritual, que te has perdonado y que sobre todo has hecho propósito de enmienda.

Dicho lo cual, ahora te toca ser valiente y sacar fuera tu verdad, una letanía para salir del pozo o la vergüenza. Yo escribí este ejemplo en positivo cuando el cuerpo me pedía poner lo que no depende de ti (ti=pareja):

Mi espacio y tiempo depende de mí

Mi paz depende de mí.

Mi salud depende de mí.

Mi riqueza depende de mí

Mi amor depende de mí

Mi bienestar depende de mí

Mi alegría depende de mí.

Mi cultivo espiritual depende de mí.

(…)

Que quede claro que ni es ni he pretendido que sea un poema, por muy de la onda parezca

 

CONCLUSIONES INDEPENDIENTES

Realmente que he terminado aprendiendo y comprendiendo:

Que es fundamental la autoestima, y en un proceso de ruptura, cambio o crisis es lo primero que se precisa recuperar. La anterior relación o letanía a mí me ayudo.

No busques en otra persona lo que no puedas darte a ti mismo, date primero a ti entrenando lo que darás a la otra persona, así no improvisarás.

En su día escribí con mucho miedo sobre el vacío que sentía en mí. Descubrí que yo soy el responsable de llenarlo. Con otra pareja vacía se llena el vacío con vacío ¿Y para qué perder el tiempo?

En otro artículo te hablé de que dediques un poco de tiempo a tu niño interior, aquel niño escondido en tu vida y pensamiento e inconsciente que está demandando tu atención. Y a ese de dentro sí debes atender.

Me estás leyendo por lo que estás en el camino del autoconocimiento. Yo puedo ser tu guía, agenda una sesión conmigo y descubrirás el norte perdido en una Sesión 100 (Conecta Y Encuentra tu Norte)

Bueno, por hoy está bien ¿no? Ya tienes entretenimiento para estos días. Acabo con este poema que me surgió en la indagación de mi dependencia:

No depender,

Ser libre de ataduras,

Empoderarte

Con sanas relaciones,

Confiando al caminar.

Vamos servidos. Te recuerdo un par de Artículos interesantes de este Blog por si quieres indagar más en ti y en la superación de sentimientos dolorosas:

>>Cómo afrontar una crisis con 2 actitudes

>>>Derecho a equivocarme o acertar

GRACIAS

Miguel Ángel Cervantes. Ayudo a Hombres Divorciados y Padres Separados

en su “borrón y cuenta nueva” a escribir su nueva historia con paz

para conseguir una vida próspera y feliz, de no dependencia emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *