El día que dejé mi Comparación con los demás

El Error de Comparación

Paz y bien. El Artículo podría haberse titulado apuesta por la mejor versión de ti mismo. Pero como este artículo surge a raíz del error de comparación del que trato en el>>  WEBINAR, (que habla de los errores que cometemos a la hora de ponernos a escribir) pues he dejado el título así para rogarte de que dejes de compararte por exceso.

 

Cada vez que tengo un encuentro con esa persona que guía mis pasos en sesiones transformadoras (mentoring de mentores, dice él) me viene la canción de Serrat HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA… Y vaya si lo es

Quieres creer que me puse la mano en la oreja y dije esa expresión pueblerina en plan doña Rogelia “¿Mande?”. No sé si pregunta para mí o exclamación. El caso es que me quedé un poco enganchado con esa PREGUNTA CRÍTICA:  ¿cuál es tu mejor versión?

Me dijo mi coach,

“por favor deja de compararte con quien no te puedes comparar”

Menos mal que no me dijo que era incomparable como aquella novia que tuve, jejeje.

 

Ejercicio Práctico de Conexión con tu Mejor Versión

No sé si te pasa a ti, pero uno a veces se encuentra en esa fase adolescente de buscar referentes como si ellos tuvieran la salvación o explicación a lo que eres o quieres ser.

Entonces me suelta este acompañante del alma en este día tan especial:

 

-¡Vamos a ver! Para, respira.

Y yo le digo ¡vale, ya está! Me pongo en plan zen porque soy muuuu obediente.

 

-Conecta con tu corazón, vamos a hacer un ejercicio de memoria.

Y yo le digo ¡vale! ¿Pero no me has dicho mil veces que esté en el aquí y ahora? Mira que yo soy como el pez ese, la Dori de Buscando a Nemo. Jo, es que así de sopetón. Suelto el aire con el ommmm, y la segunda vez muuuu. “Toy enchufao” (lo que uno se distrae para no meterse en el silencio con uno mismo, uf).

 

¿Cuál es la versión de ti mismo con la que te has sentido feliz y realizado?

¡Vale –le sigo diciendo yo-, dame un tiempecito, no me agobies! ¿Respecto a lo que quiero hacer, o mi trabajo, o mi escritura..? Presión la justa, eh.

 

-Calla, para la mente un poquito, enfoca, conecta con esa imagen “top” de ti mismo.

¿Estás a años luz, ahora, o te sientes cerquita?

¿Qué ves que puedes mejorar? Lo mismo es un gesto, una mirada, una sonrisa, un suspiro.

Sintoniza con esa energía, está en ti y eres eso que ya has sido. Traduce y haz tuyo lo que es tuyo y solo tuyo.

 

¿Apuestas por ti? Adiós Comparación

¡Escúchate! Compárate con tu mejor versión.

(Espero que no me cobre royalties mi coach por haber compartido esta técnica que practicó conmigo).

 

No te cortes y ponte a practicarla, le llaman ejercicio de empoderamiento o algo así.

 

¿Qué quieres que te diga? Haré de “abuelete cebolleta”: No seas la versión» b» ó «c» de un supuesto gurú o referente, deja que te inspire y sé fiel a tu caminar.

 

Hay muchas sendas para subir a la montaña, incluso está la opción del campo a través. Mira con perspectiva y traza tu mapa, el tuyo, no el de otro.

 

Y por favor, no empieces a tararear “¿y si fuera ella?” De Alejandro Sanz, porque hoy no toca. Parece que viene a cuento, yo llevo media hora cantando por lo bajini, pero yo no soy ni él ni ella. Tú tampoco.

 

Quiero dejarte esta reflexión de uno de los referentes más importantes que me inspiran, es Laura Ribas y su aclarador VIDEO que nos habla de >>  Cómo dejar de compararte.

 

Aprendizaje del Error de Comparación

  1. Olvídate de escribir como…, no sé quién (o sí lo sabes) y escribe siendo tú mismo con tus palabras, expresiones y experiencias que son únicas. Y quien dice escribir, dice crear ¿de acuerdo?
  2. Al liberarte del error de estar paralizado por comparación, encontrarás la tranquilidad y seguridad que te da no saber ni querer aparentar ni presumir de conocimientos ajenos.
  3. Ser tú es una liberación.
  4. Ser tú el referente, el fondo y la forma de lo que expreses y comuniques te hace conectar y te da valor. En vez de compararte en exceso con otra persona alguien me dijo ¿por qué no te comparas contigo, con ese referente que tú eras ayer?…..wow

 

Tienes la opción gratuita y enriquecedora de una Sesión 100 (Conéctate Y Encuentra tu Mensaje) si aún dudas que en la conexión está la solución a los bloqueos, sabotajes y miedos a la hora de crear tu historia, proyecto, libro, conferencia, terapia…

¡¡¡Agenda ya!!! En www.miguelangelcervantes.net/agendar.

Indagando sobre la autenticidad y la integridad escribí este poema para animarme y empoderarme más allá de la comparación:

Sintiéndote uno,

Tu justa compañía,

A ti entregado

Haciendo lo que crees,

Lo que sabes correcto.

Miguel Ángel Cervantes

Mentor de Escritura para personas inspiradoras y entregadas que están bloqueadas creativamente

Un comentario en “El día que dejé mi Comparación con los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *