CUALIDADES DE UN PADRE SEGÚN LA BIBLIA 1ª Parte

PAZ Y BIEN. No sé tú pero yo me he preguntado muchas veces esos roles de PADRE que nos han venido por estar dentro de la cultura juedo-cristiana.

A mi me han vendido un padre de perfil “militar” más que un padre amoroso. No sé quién ha interpretado tan mal la Biblia.

Sé que te puede rayar, que esto de la religión no va contigo. Pues estás equivocado, porque toda tu vida está dentro de un marco y es el de esta cultura occidental.

Si estás en Iberoamérica al menos tienes una cultura propia, indígena, referentes que aunque nos ocupamos desde aquí (Europa)en destruir o convertir, creo que no se consiguió.

Te voy a dar algunos roles de padre para ver si estás encajando y sintonizando bien con tu “paternalidad”.

El Padre del Antiguo Testamento

Rol I

Un padre cuando se entera de que va a tener un hijo le sube la bilirrubina, una cosa que se llama responsabilidad y se plantea (¿te ha pasado?) que ese ser está aquí para trabajarse y trabajarle, algunos quieren crear un modelo.

“Pues bien, Yahveh, tú eres nuestro Padre. Nosotros la arcilla, y tú nuestro alfarero, la hechura de tus manos todos nosotros.”

ISAÍAS 64,7

Roll II

Lo mismo te va a sorprender, yo me he quedado estupefacto cuando en un Salmo se nos dice que el padre es TIERNO ¿Tú sabes lo que es la ternura? Uno me dijo que eso era una “mariconería” que un padre es un hombre de mano dura.

“13 Cual la ternura de un padre para con sus hijos, así de tierno es Yahveh para quienes le temen;

14 que él sabe de qué estamos plasmados, se acuerda de que somos polvo.

15 ¡El hombre! Como la hierba son sus días, como la flor del campo, así florece;

16 pasa por él un soplo, y ya no existe, ni el lugar donde estuvo vuelve a conocerle.

17 Mas el amor de Yahveh desde siempre hasta siempre para los que le temen, y su justicia para los hijos de sus hijos,

18 para aquellos que guardan su alianza, y se acuerdan de cumplir sus mandatos.”

SALMOS 103, 13-18

Entiendo que se malinterprete lo de la dureza con el “temor” ¿cómo pensar que un padre es un ser al que temer, tener miedo, cómo sospechar que te va a hacer mal, a perjudicar?

Rol III

Es tierno y compasivo, es decir tiene pasión contigo. Pero eso se muestra más en el Nuevo Testamento, lo veremos.

Pero, no nos engañemos, la ternura es cualidad de padre, ya lo dice el profeta:

“¿Es un hijo tan caro para mí Efraím, o niño tan mimado, que tras haberme dado tanto que hablar, tenga que recordarlo todavía? Pues, en efecto, se han conmovido mis entrañas por él; ternura hacia él no ha de faltarme —oráculo de Yahveh—.”

JEREMÍAS 31,20

Fíjate en esta traducción del primer versículo del Salmo de más arriba:

Tan compasivo es el Señor con los que le temen
como lo es un padre con sus hijos. Salmos 103,13

Ahora, con los nuevos conceptos educacionales parece que se ha dejado de lado el tema de la disciplina, el de la corrección.

Rol IV

Siempre pasamos de extremos a extremos y no nos damos cuenta de algo muy importante, sólo si nos ama un padre puede volcarse en guiarnos por el camino que el cree es el mejor.

“11 Hijo mío, no desprecies la disciplina del Señor, ni te ofendas por sus reprensiones.
12 Porque el Señor disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido.”

PROVERBIOS 3, 11 y 12

A la vez que se habla del padre, que está para corregirnos,  nos está inculcando en los hijos la forma de actuar para con el progenitor:

“El necio desdeña la corrección de su padre; el que la acepta demuestra prudencia.”

PROVERBIOS 15,5

Rol V

Te hago una pregunta ¿tú eres un padre que instruye? Este rol es fundamental, y es previa a la de corrector.

 

Rol VI

Mi experiencia, como la de muchos, es que un padre está al rescate siempre, es el bombero o el operaciones especiales cuando un hijo está más que perdido o/y arruinado. Y mira tú por donde que ya nos lo decía el profeta:

“Porque tú eres nuestro Padre, que Abraham no nos conoce, ni Israel nos recuerda. Tú, Yahveh, eres nuestro Padre, tu nombre es «El que nos rescata» desde siempre.”

ISAÍAS 63,16

Rol VII

Eso habla muy bien de un padre porque tiene una cualidad deseable, es indulgente: perdona, tolera. Vamos, que no se pasa ni de palabra, obra u omisión.

“Serán ellos para mí, dice Yahveh Sebaot, en el día que yo preparo, propiedad personal; y yo seré indulgente con ellos como es indulgente un padre con el hijo que le sirve.”

MALAQUIAS 3,17

Espero que puedas resetearte un poco. Ahora vamos a dar un salto.

Dios Padre te escribe una carta 

Evidentemente esta concatenación de citas es un posible carta de un Dios padre a un hijo amado, como tú:

 

Ejercicios o propuestas al hilo

Para acabar, ¿serías capaz de escribir una carta a tu hijo o hija con un rol de padre? Si no tienes hijo o hija, hazlo al imaginario, y si no te convence mi reto es mayor:

escríbete una carta como Dios Padre (lo eres) a ese hijo amado que eres.

Por esta vez y sin que sirva de precedente no te regalaré un poema propio, dado que no soy del Antiguo Testamento. Jejejejemmm

El poeta Marcos Rincón Cruz hace una versión de un Salmo que canta la paternidad divina del Antiguo Testamento:

PADRE DEL INOCENTE (SALMO 108)

En tus manos, Juez justo, nos ponemos,

corderos sin balido ante el cuchillo

que bebe nuestra sangre.

Tú, el único inocente, que callaste

ante injusta e hipócrita condena,

ampara nuestra causa.

Ante la vil maldad que acusa y miente,

no calles, PADRE JUSTO.

No calles tú, callemos sí, nosotros,

No sea nuestra voz puñal de ira

Dañando el bien que en todo hombre pusiste,

Dudando del amparo de tu amor.

Mira que tantos hijos, desvalidos,

llevamos traspasado el corazón

porque aún hay ceguera golpeándolo,

prepotencia que pisa al inocente,

hermanos que olvidaron la clemencia,

la maldición se ciñen por vestido.

PADRE del inocente,

que olvido y abandono desconoces,

por tu bondad, tu nombre y tu ternura,

trata bien a tus hijos humillados,

álzalos con tus manos, no perezcan,

bendícenos si el hombre nos maldice.

Tú que precipitaste de tu cielo

al que nos acusaba día y noche,

tú que ofreces tu sangre intercediendo,

no permitas que nazca en nuestra boca,

cual brote del maligno ya vencido,

la voz acusadora o la amenaza.

Todos hijos de ira y culpa somos,

mas tuyos, aun Caín. Sálvanos tú.

Arroja este pecado que arrastramos,

la piedra que doblega nuestro cuello

el hondo mar de tu misericordia.

Devuélvenos la paz de la inocencia.

Que tu bondad quebrante la dureza

del corazón que aún no te conoce.

Arderá la maldad en su sonrojo.

Todos verán que es obra de tu mano.

Y, unidos, los verdugos y las víctimas

cantarán tu poder y tu bondad,

Juez que elevas al pobre hasta tu trono,

Padre todo ternura hacia el rebelde,

que conviertes el mal en tu victoria.

Dejo pendiente un Artículo con la visión de la paternidad en el Nuevo Testamento, tanto como lo vive el Hijo del Hombre (Cristo), como lo experimentan los Apóstoles en sus escritos.

Aquí te dejo un par de enlaces a otros Artículos sobre Paternalidad  de este Blog:

>Tres Claves Para Llevar Una Paternidad Creativa

>>Los valores de un padre divorciado

No dudes que estoy para ti, tengo el kit salvavidas para padres náufragos emocionales y el entrenamiento para “jalarte parriba” en momentos de bajón en tu relación paternal.

Te ofrezco UN TIEMPO Y ESPACIO para que puedas ver la ruptura y crisis como una historia a superar, permitiéndote con mi ayuda escribir tu nueva vida.
GRACIAS
Reserva ya una Sesión(Conéctate Y Encuentra tu Norte). La CONEXIÓN es la Solución a muchos de tus bloqueos, sabotajes y dolor para crear tu nueva vida con amor.
Agenda ya>> www.miguelangelcervantes.net/agendar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *