51 Años mi Razón ¿Y la tuya?

PAZ Y BIEN

Te cuento, supongo que es bastante evidente que cumplo años al ver el título. Celebro el 14 de diciembre, San Juan de la Cruz, patrón de los poetas (de entre los que me enorgullezco ser) mi aniversario de nacimiento, mi escape al mundo, sin que me tocase por madurez embrionaria.

Además te recuerdo que es la última luna gigante del año. Mira al cielo, respira hondo, estate atento a mi sonrisa lunar, a mi abrazo de plata, y a la atracción de estos versos que subirán a ti como la marea:

Versos de luna

Tan redondos y blancos

Que me circundan

Con palabras satélites

De energía atrayente.

Esto es para que sepas que este poeta místico cuya onomástica celebramos el 14 de diciembre (junto a la efemérides de otros poetas, que conste) no tiene la culpa que yo escriba. No he venido a sustituir ni a superar lo que escribió pero sí que me siento con el propósito de hablar del día claro más que de la noche oscura. San Juan de la Cruz hablará de esa noche y yo de la certeza de la luz del día que ¿Dónde está?:

<<Aquésta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.>>

Creo que alguna vez ya he contado que escribo por responsabilidad, por la carga de mi apellido Cervantes ¿Es esto una razón de ser o de hacer? Es absurdo, pero cierto que desde mi tierna infancia quisiera no parecerme a mi tatatatarabuelo Don Miguel, lógico, en lo que a narrativa se refiere.

¿Cómo podría tener yo ya presente o cometer un error de comparación y tener «per sé» un sentimiento de dichosa inferioridad? No sé por qué mi cabecita vio  la opción de la poesía. Cervantes como poeta deja mucho que desear, comparativamente con los grandes de su época. Y ahí enfoqué mi oportunidad.

¿Has visto cómo he usado el lenguaje? En el Asunto o Título he dicho que mi edad tiene “mi razón” y no mi culpa, que es la típica frase que se utiliza. Cuando me he dado cuenta he dicho que el día de mi Cumpleaños no puedo permitirme ni un ápice de negatividad. No por nada especial (esotérico o vibracional), es simplemente porque no me da la real gana, con respeto hacia mí, claro.

Me ha venido un montón de basura mental en la corriente de conciencia que ha pillado el ego al rebufo de enfocarse, con esto de la edad, en llevarme a pensar en un tema como el destino, que no es momento de abordar porque es evidente que estoy en el camino de conseguir y llegar, aunque se trata de construir. Ya me quedó clara la revelación, el ¡ajá! que a donde voy es a donde quiero ir, y que soy gerundio, siempre estoy yendo.

A veces confundimos los hitos, los días, las etapas (que como ves son plurales) en la palabra singular: meta. Debe ser porque cuando nos marcamos un plan a largo plazo no tenemos previsto cuándo queremos acabar aquí el proceso de vida, de aprendizaje, de desarrollo.

En esta sociedad occidental, Europea, en España (hablo por mí) se ha creado en el S.XX un concepto de trabajar hasta cierta edad para luego no hacer nada (descansar de esos trabajos no gratos o de obligado cumplimiento), jubilarte no sé si con júbilo o no y sin plan de ser y/o hacer en el resto de tus días. Existe un reciclaje no planificado de abuelos, pero eso es otro tema que se están comiendo sin pretenderlo.

Se ha luchado por una supuesta calidad de vida sin enseñar a vivir con sentido esa calidad, ese valor personal que se ha forjado y no tiene cauces para ser compartida con esa generación de hijos y nietos, como venía haciéndose alrededor del fuego del hogar antes de la revolución de la comunicación audiovisual.

Yo me pregunto qué va a pasar con estos cambios o nuevos paradigmas de trabajo, de la robótica y la tecnología ¿cómo se va a afrontar el trabajo físico y manual que tiende a minimizarse gracias a las maquinarias, automatizaciones y progreso industrial/tecnológico?

Me estoy quedando pasmado que me ponga a reflexionar con mis 51 años de estas cosas mientras soplo las velas. Y que tú sigas leyéndome.

Posiblemente lo que quieras saber tú es cómo superar el miedo, cómo generar confianza en ti, cómo valorarte, cómo hacemos para escucharte…, y cual de mis aprendizajes en estos 51 años te puede posicionar en tu edad, en tu vida, en tu ser.

Se me está ocurriendo otro post con los 51 aprendizajes pasados y los 51 por vivir. Tiene pinta de poder llegar a ser un libro. Para ello reclamo tu ayuda. Si has llegado hasta aquí leyendo, escríbeme en los Comentarios, sin necesidad de felicitarme;) qué aprendizaje me invitas a transitar, vivir, desarrollar, trabajar, comprender para la mejora de mi ser y existencia ¡Qué regalazo! No tiene valor, o si lo tiene es el tuyo (más que top), lloro de alegría sintiendo tu reto.

Te recuerdo que ya soy padre, he escrito un libro y plantado un árbol.  Como he terminado un ebook para los que tienen intención o quieren escribir os lo regalo en primicia antes de que lo difunda por las redes.

Yo te hago partícipe, como vengo haciendo habitualmente, de un poema al hilo del tema que tocamos hoy:

Gracias ¡Oh tiempo

Vivido! Regenero

Vida en su fruto,

Obedezco al milagro

De ser hoy contigo.

Y te brindo la posibilidad de aclarar ese destino, tu propósito y misión del alma, si quieres en una Sesión 100 (Conéctate Y Encuentra tu Mensaje), que puedes agendar aquí

>>www.miguelangelcervantes.net/agendar

Miguel Ángel Cervantes

Mentor de personas inspiradoras y entregadas que están bloqueadas creativamente.

6 comentarios en “51 Años mi Razón ¿Y la tuya?

  1. Te regalo un pedido, sí es un tanto egoista, aunque creo que te hará feliz. Bueno ahí va, te pido que existas 51 años más, para poder seguirte en cada castaña que me pegas con tus entradas, duelen, a veces, pero son tan necesarias ya que los despertares son como los gustos, variados y personales, y tú logras hacer que sean reales, que sean auténticos y nuestros. Gracias por estar!!! 🎂💞

    1. ESte es el segundo regalo más importante que me han hecho este año. Gracias por confirmarme que estoy en el camino. Considera que son besos para tu alma. esos besos que electrocutan, jejeje. Tu eres real, auténtica con tu instante único. GRACIAS

  2. Hola querido Miguel, no sé se si la causa de tu escritura es por carga, responsabilidad o por también coincidir con la onomástica de san juan, o por todo quizás ?
    según parece tu causalidad todo apunta al menos a tu contacto con la escritura, pero al menos somos libres de elegir que hacer con lo que nos llega del alma o esta trae su propia iniciativa, ya que en ti nacen otros anhelos diferentes a estos que nombras sumado a tu misión como mentor que se siente con fuerza y tal es así, que logras me disponga a enviarte estas palabras a pesar del astio desertico que sobresale en mi en estos tiempos en ralacion a la escritura
    Lo que me invita este momento es a ver claramente es como tu despierta inquietud y mision de mentor funciona, así que mi humilde aportación e aqui tienes la muestra, no se si es un aprendicaje pero si creo la respuesta con esta muestra de permanecer trabajando con el desasarrollo en el que ya te encuentras y quizás podría ser ampliar la comprensión de que la meta es el camino cosa que tu ya conoces muy bien, que no tán sólo estás yendo sino que estás siendo estando en él…. un garimatias? y por supuesto construyendo… el gerundio continua….
    un abrazo y gracias por estos momentos que nos regalas con tu siembra regando cada día
    Un abrazo

    1. Mil gracias fiel seguidora y amiga ¡cuánta razón tienes!voy siendo y estando, ser y estar es lo que me permite ir haciendo camino. Hoy me dice otra amiga en una conversación que como hombre me toca ser ese faro, mostrar, iluminar y prender la llama en ti y en personas como tú. Aunque he de decirte que una cosa es la visión y propósito y otra la misión o misiones para conseguir esas metas que den sentido y honren la visión y propósito que vienes a manifestar para el resto de los mortales. Un abrazo ancho, largo y hondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.